Artículo de opinión | Actual regularización del Cannabis

La Federación de Asociaciones Cannábicas de Canarias, pretende plasmar con este artículo la situación actual del cánnabis en el mundo, su regulación, sus usos, y el panorama que se presenta a nivel estatal.
La Federación, desde un primer momento, ha venido aportando su granito de arena en el arduo camino a la regularización y normalización del consumo de dicha sustancia y sus derivados, a través de distintas acciones y propuestas, todo ello dentro de sus competencias a nivel autonómico y local.
Entrando en materia, podemos hacer mención a uno de los aspectos más esperados de la presente legislatura, que no es otro que la proposición de ley, sobre la regulación integral del consumo y usos del cánnabis.
Si bien es cierto que Unidas Podemos, pretenden abordar esta regulación de forma integral, donde se encontraría regulado el uso recreativo en adultos, el uso medicinal, así como las vías de acceso para el autocultivo y regular el mercado a través de un sistema de licencias y puntos de venta, como ya defendieron en la anterior legislatura, el Grupo socialista se inclina por debatir únicamente las posibilidades de su uso terapéutico.
A nivel autonómico, El Pleno del Parlamento de Canarias aprobó en septiembre de este año, por unanimidad, una Proposición No de Ley (PNL) impulsada por el Grupo Parlamentario Socialista y el resto de grupos políticos, que apoyan al Gobierno canario para regular por primera vez el cannabis y cannabinoides para uso medicinal.
La iniciativa solicita que el Parlamento de Canarias inste al Gobierno de Canarias para que, a su vez, inste al Gobierno de España a llevar cabo las modificaciones legales oportunas para regular y facilitar el acceso a los tratamientos terapéuticos con cannabis y derivados de éste, bajo estricta
indicación y supervisión médica, para aquellas patologías en las que haya demostrado eficacia o el facultativo lo considere indicado.
Se recordó que la Cámara regional ya ha recogido varios acuerdos relacionados con los clubes de cannabis, como ocurrió en 2017, apoyados por todos los grupos políticos salvo el Partido Popular (PP), y otros relacionados con la salud pública y su uso terapéutico, por unanimidad, pero que hasta este momento, no se ha avanzado lo suficiente, estando pendiente la creación de una comisión de estudio que aborde los aspectos fundamentales de la PNL ya aprobada sobre la regulación y consumo del cánnabis.
La Federación ha llevado a cabo distintas reuniones con los diferentes grupos y fuerzas políticas, sobre la evolución de la PNL ya presentada y aprobada en su día, así como en lo relacionado con los clubes cannábicos. Tal y como se acordó con los mismos, sobre todo, con el apoyo de coalición Canaria y PSOE, se pretendía plantear una pregunta al Parlamento de Canarias, con el fin de insistir sobre la creación de la comisión de estudio ya referida, promoviendo el avance sobre las reuniones necesarias y pertinentes para que dicha proposición no de ley, ya aprobada, continúe por el camino hasta una pronta regulación, sin perjuicio de la evolución que pueda seguir la PNL presentada recientemente sobre el uso terapéutico, La Federación, dentro de sus competencias territoriales, ha llevado a los distintos ayuntamientos, una propuesta de ordenanza municipal, con el fin de alcanzar una regulación específica y detallada en relación a los clubes o asociaciones cannábicas, teniendo en cuenta el vacío legal existente en relación a todo lo que los envuelve, ya sean los requisitos para su creación y mantenimiento, las normas específicas por los que deben regirse, problemáticas en relación al cultivo y transporte de la marihuana, posible licencia de apertura…
A día de hoy, no han podido ser aprobadas y aplicadas.
Por otro lado, no podemos obviar la regulación, total o integral, que se está produciendo a nivel mundial sobre el consumo y usos del cánnabis.
El marco regulatorio establecido en Canadá, sería, desde nuestro punto de vista, un espejo en el que mirar. Legalizar la venta y el consumo, no solo medicinal sino también recreativo, a través de licencias y control estatal, licencias tanto para la producción como para la distribución y venta.
Es el país con la legislación más avanzada en esta materia, junto a Uruguay, y el único integrante del G-7 que ha legalizado el uso recreativo del cannabis.
En estados Unidos, se suma Arizona, Nueva Jersey(cannabis recreacional para adultos), Mississippi(consumo medicinal), Montana y Dakota del Sur (uso recreativo y medicinal).
Por otro lado, mencionar otros países con una regulación avanzada, como; Alemania (en marzo de 2017 entró en vigor la norma que legalizó el uso del cannabis medicinal en Alemania), Argentina,(Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la planta de Cannabis y sus Derivados), Australia (En 2016, aprobó una modificación de la Ley de Estupefacientes de 1967 que regula el acceso al cannabis medicinal y en septiembre de 2019, ley para permitir también el uso recreativo de la marihuana), Dinamarca (el uso de derivados del cannabis y permitió la comercialización de productos
con el cannabidiol CBD, como cremas y bálsamos. En 2018, el gobierno ya aprobó un proyecto para conceder licencias a empresas nacionales y extranjeras que produzcan cannabis con fines medicinales).

Desde la Federación, se considera necesario una regulación integral del consumo del cánnabis y sus derivados, no sólo ya para su uso terapéutico o recreativo, sino también en relación a varias de sus variedades, derivados o componentes como es el cáñamo o el CBD.
Como pequeña pincelada, hacer mención a dos aspectos de relevancia en la actualidad, y que están estrechamente relacionados con la regulación integral del cannábis, el CBD y el cáñamo.
En 2017 la OMS elaboró un informe emitido en diciembre, negando que el CBD fuese adictivo y rechazando la posibilidad de producir efectos nocivos
en la salud.
Sin embargo, La Comisión Europea anunció en julio su postura de establecer que el CBD extraído de las flores de la planta Cannabis sativa L., debía considerarse un narcótico pudiendo llegar a prohibirse su mercado en la UE.
En relación al cáñamo, hoy en día se puede cultivar en España, siempre que su contenido de THC esté por debajo del 0’2%. En España los únicos usos legales permitidos del cáñamo, son estrictamente los usos industriales, producción de fibra y semilla, no siendo posible legalmente ir más allá de los mismos, dado que todo lo que implique la transformación o manipulación de la flor requiere en todo caso la obtención de una licencia previa a la puesta en marcha del cultivo otorgada por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios. (AEMPS).
Por todo ello, instamos a las distintas fuerzas políticas, para que soliciten avance la tramitación y creación de las comisiones de estudio pertinentes sobre las Proposiciones no de ley presentadas y aprobadas en el Parlamento de Canarias, e insten a su vez al Gobierno Central para la regulación integral del cánnabis, tanto a nivel terapéutico como recreativo, aprovechando además la despenalización por parte de la ONU reconociendo propiedades medicinales de la Marihuana y eliminando esta planta de la clasificación de los estupefacientes más peligrosos.
FEDERACIÓN CANARIA DE ASOCIACIONES CANNÁBICAS

Deja un comentario