Playa Blanca, la mejor playa de España

Familiar pero no masificada y sin rastro de contaminación en su agua límpida en la que nadan las tortugas: así es la Playa Blanca de Puerto del Rosario, Fuerteventura.

Una playa para toda la familia, pero no masificada. Con servicios y transporte a mano, pero preservándose natural y agreste. Accesible, popular para practicar deporte y disfrutar de espectáculos al aire libre pero, lo más importante, limpia de contaminación alguna provocada por la mano del hombre. La Playa Blanca de Puerto del RosarioFuerteventura, se alza con el codiciado Santo Grial del veraneo, la categorización como Mejor Playa de España en 2018 según la lista que elabora anualmente EL ESPAÑOL.

Se trata de una pugna disputada, porque la calidad de las áreas de baño de nuestro país es excepcional. Así lo reconoce el informe anual que recopila la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA). De las 1960 playas marítimas censadas en España, el 90,5% obtiene la máxima calificación, ‘Excelente‘. Se trata además de un progreso constante y homogéneo en todo el territorio: en 2014, únicamente el 85,6% conseguía la mejor nota.

La salubridad de las aguas en la Unión Europea lleva controlándose regularmente desde la entrada en vigor de la Directiva 2006/7/CE. Para España, esto implica la realización de un informe anual de Calidad de las Aguas de Baño a cargo del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y del Instituto Nacional de Estadística (INE). Consiste en realizar un mínimo de ocho tomas por temporada de baño buscando las concentraciones de los dos principales contaminantes microbiológicos: Enterococo intestinal y Escherichia coli, la temida bacteria E. coli.

El motivo por el que estos patógenos llegan al agua de baño es el más desagradable para la imaginación: por la filtración o vertido de tipo fecal, ya sea de origen humano por los desagües del alcantarillado o agrícola, por los excrementos de la ganadería. Las infecciones en la piel, los problemas intestinales y las dolencias respiratorias son algunos de los riesgos para la salud que presentan las aguas insalubres. Para ser considerada de calidad «suficiente» para el baño, los niveles de E. coli deben ser inferiores a 500 UFC por 100 ml y los de Enterococo, menos de 200. Para ser «excelente», no deben superar los 250 y los 100 respectivamente.

Un agua impoluta

Ni 500, ni 100, ni 50: los muestreos en la Playa Blanca de Puerto del Rosario en el último año y medio han arrojado resultados de virtualmente un 0% de contaminación por aguas fecales. Una racha difícil de igualar incluso por las playas de mejor calidad de nuestra geografía. La última toma corresponde al cuatro de junio de 2018, como nos permite comprobar el Sistema de Información Nacional de AguasNáyade, lo que garantiza que los niveles se han preservado hasta el arranque de la actual temporada de baño.

La pureza del agua de Playa Blanca no solo beneficia al ser humano. Se trata de uno de los puntos designados para la suelta de tortugas marinas dentro del programa de conservación que mantiene la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura. El año pasado fue el lugar escogido para la liberación de un ejemplar de tortuga boba, considerada como especie vulnerable por la UE, que había sido rescatada en mal estado de salud y rehabilitada por el Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas de Morro Jable.

Fuente: elespañol.com

Deja un comentario