Vuelve la nueva temporada del taller Pelotamano a Fuerteventura

60
Imagen de archivo

El cabildo de Fuerteventura inicia este sábado, día 9 de febrero, la temporada de 2019 del Taller de Pelotamano, que imparte dentro del programa de recuperación, conservación y difusión de los juegos y deportes tradicionales de la Consejería de Deportes, ‘No Olvides Lo Nuestro’. El taller se desarrollará en horario de 11.00 a 13.00 horas, en el Parque Gavia Los Hormiga del barrio de El Charco, en Puerto del Rosario.

Toda la información sobre el taller y las inscripciones puede consultarse en el Departamento de Deportes del cabildo, situado en la calle Doctor Fleming, número 1, en Puerto del Rosario, o a través de los teléfonos 619 406 013 y 928 86 24 00.

La pelotamano es un juego tradicional canario basado en el golpeo con la mano a una pelota pequeña y maciza de cuero. Históricamente, esta práctica llegó a ser muy popular en Fuerteventura, decayendo hasta su total desaparición en el siglo pasado. Dadas estas circunstancias, el programa ‘No Olvides Lo Nuestro’ promueve estos talleres, en su objetivo de rescatar y divulgar los deportes tradicionales.

El juego consiste en intentar devolver una pequeña pelota maciza de cuero cuando es lanzada por el equipo contrario, antes de dar dos botes en el suelo y golpeándola con la palma de la mano o, en su caso, pararla con la mano o el pie para que no siga su curso. La pelota está compuesta de un núcleo de tiras de goma recubierto de hilo de lana y, finalmente, forrada de dos piezas de cuero de cabra curtido.

En esta actividad participan dos equipos de cinco jugadores cada uno, aunque, de forma menos habitual, pueden estar constituidos por cuatro o seis jugadores. El juego se desarrolla en un espacio de unas dimensiones de 8-9 pasos de ancho y 60-70 pasos de largo.

Un elemento característico de la pelotamano es el bote, una especie de banqueta o atril construido de madera, con tres o cuatro patas, que consta de una parte fija con un eje vertical que permite ser regulado en altura. En la parte superior se coloca una loseta de barro de unos veinte centímetros de lado, cuya inclinación puede ser regulada a voluntad. Sobre esta loseta se lanza la pelota haciéndola rebotar, antes del golpeo de saque, con la misma mano con la que será puesta en juego. El bote se coloca en la dirección contraria al viento.

Deja un comentario