Esta mañana hablábamos, en Radio Sintonía, con Silverio López, artesano y autor del libro «Manual de Alfarería Canaria», acerca de la reciente pérdida de Fefita Acosta.

 

 

«Con Fefita Acosta se nos ha ido una parte de nuestra cultura, de nuestros conocimientos», asegura el artesano. Fefita era una de las últimas mujeres que ha trabajado la losa con grandes esfuerzos y penalidades ya que no es un trabajo fácil, aunque su hija sigue con esta tradición. «Nunca seremos capaces de agraderle todo lo que le debemos su generosidad en cuanto a transmitirnos los conocimentos», «es una gran pérdida», lamenta Silverio López. Con la marcha de Fefita se ha roto el medio de transmisión, la continuidad que intentan suplir los cursos y talleres, pero no llegan a completarla, asegura Silverio.

Silverio López recuerda como Salomé, hermana de la suegra de Fefita, le enseñó, a su llegada a la isla con la reproducción del asado tradicional de dos piezas de losa. Además, insta a la administración que se incluya, en la enseñanza de los niños y niñas, formación sobre artesanía.

Deja un comentario