Oasis Wildlife denuncia a dos jóvenes por maltrato animal

En un comunicado emitido esta mañana el centro de rescate y recuperación de especies de Fuerteventura, Oasis Wildlife, informa de que se ha visto obligado a denunciar  ante el Juzgado a dos jóvenes , que han difundido contenido audiovisual y fotográfico en diferentes redes sociales (Instagram y YouTube las más destacadas) donde muestran escenas de maltrato animal dentro y fuera del centro, además de otras acciones de vandalismo en toda Fuerteventura (destrozo de vehículos,  instalaciones turísticas y patrimonio natural de la isla).

 

 

Los dos denunciados entraron en el centro de rescate, el pasado 23 de abril, a plena luz del día y de forma ilegal, saltando las vallas de seguridad. Allí intimidaron y maltrataron psicológicamente a distintos animales del centro. En el vídeo se observan actuaciones contra Sagar, un primate de la especie Macaco de Bonet, donde se aprovechan de la imposibilidad de defensa de este ser sintiente. Precisamente este animal que ha sido objeto de burla, es una víctima previa del Trafico Ilegal y Maltrato Animal. Este ejemplar llegó hace cinco años al centro de rescate Oasis Wildlife para ser rehabilitado de las graves secuelas que presentaba, tras su incautación en un operativo de gran magnitud realizado en Alemania a una red de traficantes. Tras el ataque ha presentado una conducta estereotipada, por frustraciones negativas generadas por una situación de estrés.

A continuación, saltaron las vallas de máxima seguridad del centro de rescate, entrando en las instalaciones, indicadas como muy peligrosas, y señaladas con código rojo en el protocolo de manejo de OWLF, como son la sabana de las jirafas y la zona de elefantes africanos, perturbando a los animales y alterando su comportamiento. En el caso de los elefantes, acuden directamente a un ejemplar rescatado llamado Diuna, también víctima de maltrato en el pasado. La elefanta africana respondió de forma negativa ante el intrusismo de los sujetos.

Ambos fueron expulsados por los equipos de Oasis Wildlife tras ver un comportamiento irregular y además, ser denunciados por varios visitantes del centro que observaron la conducta reprobable de estos dos sujetos.

Fuera del centro de rescate, los individuos compraron un hámster y lo introdujeron en una bola de plástico de ejercicio para este, más del tiempo recomendado, y sin ningún tipo de piedad, se dedicaron a dejar la bola con el animal en su interior, en diferentes localizaciones del centro comercial, para grabar la angustiosa reacción del mismo. Finalmente lo devolvieron a la tienda donde había sido adquirido, demostrándose una vez más, que lo único que querían era generar contenido audiovisual a costa del sufrimiento animal.

En los videos emitidos se observan escenas delictivas, de grave maltrato animal, que no tienen más objeto que la mofa, el obtener beneficio en las redes sociales e inspirar a otros que imiten estos comportamientos.

 Actos muy graves que deben tener consecuencias.

Desde la gerencia de Oasis Wildlife quieren remarcar su enérgica repulsa a las escenas grabadas en el vídeo y se muestran indignados con la acción de los dos jóvenes, ya que aseguran que “ésta no fue una broma de chavales, sino una verdadera acción planificada e injustificada de maltrato animal. Se trata de un acto vandálico muy grave, que nada tiene que ver con entretenimiento en las redes sociales, ni para la sociedad en general y debería ser castigado, para que no sea un ejemplo de nada. Estas acciones deberían de marcar preferentes jurídicos, para que este tipo de actos no se vuelvan a repetir” ha asegurado Guacimara Cabrera, gerente de Oasis Wildlife Fuerteventura.

El cuidado y respeto para todos nuestros animales es lo más importante para nosotros, ya que estamos aquí para protegerlos, y para ello, contamos con programas especiales de veterinaria, enriquecimiento, nutrición y entrenamiento animal, así como de programas educativos en los que, realmente, se transmiten al público, y a las nuevas generaciones, mensajes sobre el respeto, la admiración por la naturaleza, y la necesidad de proteger a esta” «Tolerancia cero ante estos actos imprudentes y vandálicos», apunta Cabrera, Gerente de Oasis Wildlife.

Apoyo de las asociaciones 

Los presidentes de la Asociación Primatológica Española (APE), en funciones, Miquel Llorente, y electa, Ana María Fidalgo de las Heras, han comunicado el apoyo de la Junta Directiva de esta Asociación a Oasis Wildlife y han condenado las acciones de los asaltantes. “Este tipo de situaciones ponen en grave riesgo el bienestar de los animales, muchos de ellos en procesos de rehabilitación” señalan en su carta. Las experiencias adversas vividas por los animales, como en este caso, conllevan una serie de consecuencias negativas en los ámbitos psicológicos y emocionales, que requieren de unos largos y complejos procesos de recuperación y rehabilitación. Cualquier tipo de desequilibrio y alteración, puede conllevar un grave deterioro de la salud de estos animales»

Asimismo, diferentes organizaciones han querido sumarse a la repulsa por los lamentables hechos, y prestar su apoyo al centro. «Queremos comunicar nuestro apoyo a Oasis Wildlife Fuerteventura, condenando los hechos sufridos el pasado 23  de abril del 2022, y que ya han sido denunciados por dicha entidad. Instamos a tomar las medidas legales oportunas, que garanticen que este tipo de actos vandálicos no volverán a producirse» declara Erik Peeters, Director Ejecutivo de la Fundación Animal Advocacy and Protection (AAP)

Por su parte, el Dr. Francisco Javier Almunia Portolés, Presidente de la Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios (AIZA) ha manifestado: «Lamentamos profundamente que haya personas a las que les pueda divertir ver como dos canallas asaltan la valla de seguridad del centro, para colarse ilegalmente en él y luego provocar todo tipo de molestias a los animales. Maltratar a los animales es una conducta absolutamente injustificables, que debería estar penada y  debería estar vetado subirlo a las redes sociales»

El grupo empresarial que conforma Koala Mascotas, también ha querido manifestar su indignación y ofrecer su apoyo a Oasis Wildlife, ya que el hámster anteriormente mencionado fue comprado en su tienda, siendo víctimas también del agravio de estos dos individuos declarando «Reiteramos nuestra más absoluta repulsa a los hechos vandálicos cometidos en Oasis Wildlife, mostrando nuestro más sincero apoyo a esta organización e instamos a las autoridades competentes, para que procedan a la identificación de los individuos asaltantes y se tomen las medidas necesarias para que este tipo de actos denigrantes hacia los animales no se vuelvan a repetir» señalan desde Koala Mascotas.

Acciones planificadas contra la seguridad

El centro ha puesto los hechos en conocimiento de los Juzgados y del Consulado italiano, al que ha instado a tomar medidas, para que estos graves hechos no se vuelvan a producir. Los jóvenes denunciados muestran en todo momento, con sus acciones fuera y dentro del centro, una actuación planificada para saltarse las normas fijadas en distintas zonas de isla. En el caso de Oasis Wildlife, han aprovechado los cambios de guardia de las instalaciones, para acceder a las zonas restringidas, donde se encuentran los animales (todos ellos catalogados de muy peligrosos en los protocolos de seguridad y manejo de OWLF).

Con estas graves actuaciones, los individuos denunciados no solo pusieron en riesgo su vida, sino también la del resto de visitantes, la de los propios animales, así como la de los trabajadores del centro, si hubieran tenido que intervenir para actuar, ante un peligro inminente. Oasis Wildlife cuenta con unos detallados protocolos de seguridad, y un equipo que vela día y noche por el cumplimiento de las normas para la protección, tanto de animales como de personas.

Contenidos como estos, pueden ser extremadamente peligrosos, porque se puede «normalizar» el trato irrespetuoso hacia los animales, incluso para los usuarios más jóvenes de su plataforma. También aumenta el riesgo de un comportamiento de «imitación» de estos deleznables actos, por parte de otras personas.

Campaña de concienciación en Redes Sociales

Finalmente tras estos incidentes, Oasis Wildlife ha decidido poner en marcha una campaña de concienciación sobre el maltrato de animales en las redes sociales. El centro de recuperación de especies, que ya puso en marcha en 2019 la campaña contra el maltrato y abandono “Quién hablará por mi”, llevará a cabo nuevas acciones el próximo mes de septiembre para concienciar sobre el uso de las redes y la protección de especies. El objetivo del centro es educar en las buenas prácticas y en la protección de nuestra biodiversidad. Oasis Wildlife quiere evitar que acciones como las de estos dos vándalos puedan ser un ejemplo para las nuevas generaciones.

Deja un comentario