La Guardia Civil desarticula una banda familiar que presuntamente se dedicaba a la venta de armas por internet

Imagen de un agente de la Guardia Civil

La Guardia Civil del Puesto Principal de Agüimes ha procedido  a la desarticulación de un clan familiar dedicado presuntamente a la importación, depósito y venta de armas  prohibidas, defensas eléctricas.

La investigación se inició después de que la Guardia Civil tuviera conocimiento, gracias a la  colaboración ciudadana, sobre la existencia de una cuenta en una conocida red social que  estaba ofertando, entre otros artículos, armas de electrochoque, más conocidas como  defensas eléctricas.

De inmediato, ante el evidente riesgo que puede entrañar la distribución de este tipo de armas  prohibidas, no reguladas, cuyo uso en ocasiones puede resultar letal, agentes del área de  investigación del Puesto de la Guardia Civil de Agüimes, iniciaron la oportuna actividad  indagatoria tendente a la identificación y localización de los presuntos autores de dichas  actividades.

Consecuentemente, en la mañana del pasado 22 de noviembre, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia y seguimiento que dio como resultado la localización,  identificación y detención de una mujer y un hombre de 37 y 43 años respectivamente, como  presuntos autores de un delito de tenencia y distribución de armas prohibidas.

Posteriormente, tras realizar las averiguaciones necesarias, los agentes practicaron una  entrada y registro en una vivienda ubicada en El Sequero, en Ingenio, en la que residían los  detenidos, en aras de hallar cualquier indicio relacionado con la actividad delictiva  investigada.

Como resultado de estas actuaciones, han sido intervenidas dos defensas eléctricas en  perfecto estado de funcionamiento, una de ellas con capacidad para proyectar 980.000 voltios y preparadas para su venta a terceros, así como un “spray paralizante”. No se descartan nuevas detenciones.

Deja un comentario