El juez descarta delito en el hospedaje de los guardias civiles en Morro Jable

Carpa del campeonato del mundo de windsurf en Costa Calma. Imagen de archivo.

El magistrado investigó si los agentes y sus familiares se alojaron de forma gratuita en el hotel

Información de Antonio Cabrera para La Provincia

El juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Puerto del Rosario, Jorge Bodes Fernández, no observa delito de cohecho en la actitud de una veintena de agentes de la Guardia Civil que se hospedaban en hoteles de Morro Jable durante la celebración del Campeonato Mundial de Windsurf, que cada año se disputa en la playa de La Barca. Contra el auto judicial de sobreseimiento y archivo de la citada causa se puede interponer recurso de reforma en el plazo de tres días o de apelación en cinco días.El llamado ‘ caso Windsurf’ tiene su origen en una denuncia anónima interpuesta ante el Servicio de Asuntos Internos de la Guardia Civil en la que se informaba de alojamientos gratuitos por parte de una veintena de agentes del instituto armado y de algunos de sus familiares durante el tiempo de duración del citado evento deportivo. El caso también alcanzó a directores de hoteles, funcionarios públicos y responsables políticos del Ayuntamiento de Pájara, que fueron citados como investigados por el juez Bodes tras la apertura de las diligencias previas.De las declaraciones de los investigados y la aportación documentación, el magistrado considera que no se dan elementos de tipo penal y por ello acuerda el sobreseimiento. Además, el auto judicial recoge que se ha aportado el protocolo firmado entre el Ministerio de Interior y el Ayuntamiento de Pájara por el cual se acordaba la colaboración entre la Guardias Civil y el hotel donde se hospedaban. También, hace hincapié que «en las Juntas de Seguridad se fijaban como iba a ser esa colaboración y como los guardias civiles se iban a alojar en un hotel de la zona».Una de los aspectos más relevantes de la denuncia era que algunos de los agentes aprovechaban la gratuidad del hospedaje para compartir el mismo y la manutención con familiares. Sin embargo, el juez señala que «respecto a las personas que constan que se alojaron con los agentes los mismos señalaron que se tratarían de familiares cercanos y que no pernoctaban en el hotel».El auto judicial recoge que algún agente investigado «si declaró en sede judicial que su cónyuge o hijos hubieran pernoctado en el hotel pero señalaron que en todo caso procedieron a intentar abonar esa noche de su familiar pero el hotel no se lo permitió». A pesar de ello, el juez Bordes considera que «al ser solo una noche de hospedaje dentro de una quincena que los agentes tenían a su disposición la habitación, no parece que se pueda considerar suficiente para tener por consumado el cohecho ya que el aprovechamiento de la estancia de manera gratuita es de ínfima gravedad, siendo cuestión distinta si los familiares hubieran pernoctado más de una noche». Sin recorrido El alcalde de Pájara, Rafael Perdomo, mostró ayer su satisfacción por el archivo provisional de esta causa y, señaló, que » siempre mantuve que la denuncia no tenía recorrido judicial porque no había delito alguno». Además, añadió, que «es una colaboración que existe desde hace años entre el Ayuntamiento y empresarios turísticos para poder garantizar la seguridad en el Campeonato de Windsurf, que se celebra desde hace 32 años».

Deja un comentario