El Ayuntamiento de Puerto del Rosario aprueba por unanimidad la retirada de vehículos abandonados de la vía pública

Calle Juan Afonso, Puerto del Rosario. Imagen Radio Sintonía.

Jose Juan Herrera Martel, concejal del Grupo Mixto en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario, de acuerdo con la normativa vigente, presenta una moción al Pleno de la corporación municipal, relativa al servicio de retirada de vehículos abandonados en el municipio.

«Instamos al Ayuntamiento de Puerto del Rosario, que, de manera urgente, proceda a la licitación de un servicio de recogida de vehículos abandonados, con la finalidad de aminorar un problema que incide negativamente en nuestros vecinos y vecinas y en la imagen turística, residencial y administrativa del municipio».

La citada moción fue aprobada por unanimidad en el Pleno del pasado viernes en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario.

Asegura que «en Puerto del Rosario, cada vez son más el número de coches abandonados en las calles, solares, polígonos industriales, tanto en los barrios como en el casco urbano, ante la pasividad del grupo municipal de Gobierno».

Para Herrera Martel resulta llamativo como «muchas personas no dudan en abandonar su coche en cualquier sitio, en lugar de llevarlo al desguace para su descontaminación y reciclaje, pero aún es más sorprendente la dejadez municipal de este Gobierno».

Y es que, «los problemas que generan los vehículos abandonados suponen un peligro público, además de que ocupan innecesariamente plazas de aparcamiento, acumulando basuras, deterioran la estética del paisaje urbano, propician el vertido de sustancias contaminantes, generando un daño continuo al medio ambiente, y causando perjuicios a los ciudadanos, ciudadanas y transeúntes en el municipio, en detrimento de la imagen turística, residencial y administrativa de nuestra capital», traslada el concejal.

Añade que «a pesar de que la presencia de coches “fuera de uso” es muy evidente y fácil de constatar, no se actúa con suficiente diligencia a pesar de que hacerlo es muy fácil. Todos estamos hartos de ver vehículos abandonados durante semanas y meses y años, sin que nadie los retire». Por ello, pide más rigor a los responsables del Gobierno municipal, «ya que lo habitual es ver cómo, poco a poco y sin que nadie lo impida, a esos turismos o furgonetas les van desapareciendo piezas hasta quedar a veces casi irreconocibles, sin ruedas, sin espejos, sin faros y prácticamente destrozados, en zonas céntricas y residenciales de nuestro municipio».

Recuerda, además, que la Ley 22/2011 de 28 de julio de residuos y suelos contaminantes establece la competencia para la gestión de los residuos urbanos a las entidades locales. Así se establece la consideración de «vehículo abandonado» claramente recogido en la Ley y especifica los casos en los que se puede presumir racionalmente de que un vehículo está abandonado, el cual puede y debe ser retirado como residuo sólido urbano tras una serie de advertencias y requerimientos a sus propietarios.

Por otro lado, explica que «la actuación municipal podría realizarse de forma ágil y eficiente puesto que los vehículos abandonados conservan en la mayoría de las ocasiones la matrícula y, en su defecto, siempre se puede comprobar el número de bastidor para localizar al propietario, evitando con ello una pésima imagen medioambiental en nuestras calles, barrios y pagos del municipio».

Deja un comentario