Vidina Espino muestra su rechazo a los presupuestos del Gobierno y los califica de «insensibles»

Vidina Espino, diputada del Grupo Mixto

La diputada del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, VidinaEspino, ha mostrado su no rotundo a los presupuestos del Gobierno al considerarlos “insensibles” con los canarios, tal y como lo demuestra que no se hayan aceptado ninguna de su más de 50 enmiendas que iban destinadas a bajar los impuestos y a ofrecer un “alivio fiscal real” a las familias en las Islas que no consiguen llegar a final de mes.

 

Para Espino, esta forma de actuar, desde “la ortodoxia radical de la izquierda”, les impide tener sentido común para entender la necesidad de bajar los impuestos de forma coyuntural en un momento de inflación disparada en el que el Ejecutivo cuenta con fondos extraordinarios. A pesar de que aseguraron que las cuentas eran para garantizar el estado del bienestar, “lo único que han sido capaces de garantizar hasta hoy es el malestar de los canarios”, ha recriminado la diputada que también ha recordado que, en este año, la pobreza extrema en Canarias se ha disparado hasta llegar a las 360.000 personas.

 

Precisamente, las enmiendas que Espino presentó a los presupuestos iban destinadas a lograr un verdadero alivio fiscal para las familias, con deducciones fiscales por el gasto escolar, por estar en situación de desempleo, para los mayores de 65 años, para las familias monoparentales, para aumentar hasta el 50 por ciento la deducción por gastos médicos. Eran propuestas para mejorar la vida de los canarioscon una mejor atención sanitaria, para mejorar la atención a los niños con necesidades especiales y para contar con proyectos para mejorar la calidad de vida de barrios y pueblos que han sido abandonados por el Pacto de las Flores.

 

Pero lejos de tenerlas en cuenta “pasaron el rodillo” a las que proponían bajar impuestos y, de las que fueron admitidas, no han aceptado ni una. “Es la primera vez que no han querido aceptar, ni tan siquiera negociar, alguna de las enmiendas presentadas pero las elecciones están a la vuelta de la esquina”, ha denunciado Espino que también ha advertido que ella no es el enemigo. “Soy alguien que simplemente dice la verdad frente a la continua propaganda gubernamental”. 

 

En lugar de hacer la vida mejor a los canarios y aliviarles la enorme carga fiscal a la que se enfrentan las familias Román Rodríguez y Ángel Víctor Torres prefieren seguir recaudando a manos llenas, ha denunciado Espino, y todo mientras la cesta de la compra está un 40 por ciento más cara, mientras los alquileres y las hipotecas siguen subiendo, mientras cada vez son más los canarios que no pueden pagar las facturas y están a la espera de que los combustibles vuelvan a subir a partir de enero.

 

Más recursos, menos ejecución

“Este Gobierno ha manejado más recursos que nadie pero no ha solucionado ninguno de los problemas que denunciaba cuando estaba en la oposición”, ha lamentado la diputada al calificar el presupuesto de “más de lo mismo” y al recordar que el año pasado dejaron sin ejecutar 670 millones de euros, 72 millones en políticas de empleo. “Ustedes son los reyes del no ejecutado y del exceso de recaudación”, ha lamentado Espino que ha aportado este dato: “En solo diez meses han recaudado 600 millones más en IGIC debido a la inflación”. 

La diputada también ha reprochado que Rodríguez haya inventado todo tipo de excusas para no bajar los impuestos, como que tiene que pagar la subida de la luz, y le ha recordado que Canarias acabó el año pasado con un superávit de más de 200 millones de euros. “Los que no tienen superávit y sí tienen los bolsillos vacíos son los canarios que no llegan a fin de mes con el alquiler, la hipoteca, la compra, los gastos de los estudios de los hijos, los gastos médicos que no cubre la seguridad social o que si los cubre ya estás muerto porque llevas dos siglos en una lista de espera”. Espino ha ofrecido otro dato: 32.900 personas están esperando por una operación, 8000 más que cuando los partidos del Pacto llegaron al Gobierno. 

 

A falta de apenas cinco meses para que finalice el mandato de este Gobierno, la diputada Vidina Espino ha señalado que el balance que dejan es el cierre de miles de empresas y la destrucción de 1.800 empleos en Canarias en el tercer trimestre del año porque “los datos del paro no han mejorado pero utilizan el truco de los fijos discontinuos para maquillar las cifras y tiran del empleo público, gastando hasta un 27 por ciento más en nóminas gracias a fondos extraordinarios que tienen fecha de caducidad”.

Atención temprana

Dentro de ese triste balance Espino ha asegurado no entender cómo el Gobierno no ha querido tener en cuenta la demanda de las madres y padres y de los profesionales que trabajan con los niños que necesitan atención temprana entre los cero y seis años que no solo se reunieron con la diputada sino con todos los grupos que apoyan al Gobierno. En este punto, ha advertido que las listas de espera para este tipo de atención a niños con necesidades especiales son enormes, las unidades que se han creado son insuficientes e incluso tienen falta del personal. Por este motivo, presentó ocho enmiendas destinadas a reforzar el personal de las unidades creadas, para crear unidades nuevas y para mejorar los conciertos de logopedia.

En total son enmiendas que supondría al Gobierno de Canarias un incremento de inversión en la atención temprana de 3.100.000 euros. Ahora destina 6.700.0000 en el presupuesto que han presentado y para la diputada “es insuficiente” por lo que augura que seguirán sufriendo una lista de espera interminable con terapias de 30 minutos a la semana que no da para nada y con la ausencia de profesionales cualificados.

Espino no concibe que no hayan aceptado ni una sola de las ocho enmiendas que ha presentado para mejorar la vida de los niños con necesidades especiales como pedían las familias. “No tienen tres millones de euros más para la atención temprana en un presupuesto de 10.000 millones”, ha lamentado. Ante esta situación, la diputada ha recriminado que se haya pulsado el botón verde para permitir que el señor Román Rodriguez multiplique por cuatro la partida para asesoramiento político y que junto al presidente Torres, tengan entre los dos más de ocho millones de euros para asesores. Más dinero para ellos, “pero no para los niños”.

 Propuestas con soluciones

Para mejorar realmente la vida de los canarios, de las familias, de los niños, de los que no tienen empleo, de las personas enfermas, de las dependientes, de los barrios y pueblos de Canarias, Vidina Espino, presentó medio centenar de enmiendas a los presupuestos. Todas y cada una de ellas destinadas a hacer la vida mejor, con propuestas y soluciones que no han sido aceptadas por un Gobierno que, como ha dicho la diputada en otras ocasiones, no pone a las personas en el centro de sus políticas.

Durante su intervención, ha recordado que, entre estas enmiendas, propuso la creación de un fondo de liquidez para la puesta en marcha a pleno funcionamiento de los hospitales mañana y tarde, con refuerzo de personal con el fin de reducir las listas de espera que han aumentado hasta un 7 por ciento. También atender con un plan específico el cáncer ya que muchos diagnósticos y tratamientos se están viendo retrasados. En relación a la salud mental, planteó un refuerzo, ya que Canarias se encuentra entre las comunidades con mayor tasa de suicidios.

En educación volvió a insistir en el plan de lucha contra el fracaso escolar, una enmienda que la diputada ha recordado que presenta todos los años y que es apoyada y aprobada por los grupos de Gobierno pero que nunca han cumplido. El plan contra la obesidad infantil, que sí aparece en el presupuesto con 100.000 euros, sigue sin ser presentado en el Parlamento a pesar de contar con el compromiso de los responsables.

Vidina Espino también se ha referido a la auditoría de la administración que también volvió a proponer como enmienda con el fin de detectar duplicidades y gasto innecesario, logrando así una administración pública, eficaz y menos costosa. El objetivo: reorientar ese gasto a las verdaderas necesidades.

Para Gran Canaria, la diputada planteó varias propuestas. Para el municipio de Ingenio, la reforma de colegios e institutos así como un nuevo centro de salud, “una demanda histórica”. Para Arucas, planteó abrir de una vez la escuela infantil de Cardones que está cerrada desde que se construyó hace más de una década. Y para Las Palmas de Gran Canaria, dos proyectos: la transformación social y urbanística de Arenales, un barrio donde el tráfico de drogas, las peleas y la prostitución se han adueñado de sus calles. Espino también planteó recuperar la zona trasera de la playa de las Canteras, cuyas calles están igualmente en un estado de abandono lamentable.

Deja un comentario