PATDI reclama la creación de una red pública de atención temprana universal y de calidad

Atención Temprana. Imagen de Internet.

La Plataforma por la Atención Temprana y los Derechos de la Infancia con Diversidad Funcional (PATDI) ha trasladado, a través de un comunicado a este medio, que «el 16 de junio se celebra un día muy especial», el Día Nacional de la Atención Temprana (AT) «porque fue en ese día del año 2000 cuando se presentó en Madrid el Libro Blanco de la AT. Un hito en la historia de la atención a la infancia en nuestro país». Según explican, en él se definía la Atención Temprana como “el conjunto de actuaciones dirigidas a la población infantil de 0 a 6 años, a la familia y al entorno, que tiene por objeto dar respuesta, de forma lo más inmediata posible, a las necesidades que presentan los niños y niñas con alteraciones en el desarrollo o con riesgo de padecerlas, y/o a sus familias”.

 

Así mismo, han puesto en valor que «la AT al desarrollo infantil es fundamental para la salud y la vida de todo niño o niña que enfrenta o está en situación de riesgo de afrontar una barrera en su proceso de desarrollo». «La diferencia entre acceder o no a una intervención realmente precoz y con prácticas basadas en la evidencia científica puede marcar la diferencia entre alcanzar un mayor o menor grado de autonomía y mejorar su salud y condiciones de vida presentes y futuras».

«Se estima que al menos uno de cada diez menores de seis años necesita atención temprana. Actualmente, eso supone alrededor de 255.000 en toda España y si lo concretamos a Canarias hablamos de más de 9000. Sin embargo, la cobertura de los servicios públicos autonómicos de AT es de poco más de 100.000. Existe gran diferencia entre comunidades autónomas en relación con la regulación de esta atención, su organización administrativa, los recursos disponibles, etc., generando situaciones de gran desigualdad: el acceso realmente precoz y continuado a una atención integral de calidad acaba dependiendo de la comunidad donde resida el niño y/o la capacidad económica de los padres. En el caso de Canarias la cobertura no llega al 1% de la población que la requiere».

Por iniciativa de PATDI-Canarias, en abril de 2019 se aprobó por unanimidad en el Parlamento de nuestra comunidad la Ley por la que se regula la AT en Canarias. Sin embargo, son conscientes de que «pese a los avances en el último año, queda mucho camino que recorrer para que la AT sea una realidad que abarque a toda la población que la necesite y para que la ley sea cumplida en su totalidad».

«De las 11 Unidades de Atención Temprana previstas para la presente legislatura solo están en funcionamiento 5, una en Tenerife, La Palma y Fuerteventura y dos, una de ellas abierta recientemente, en Gran Canaria. En todas ellas, pese a los esfuerzos realizados por el personal adscrito a las mismas, existen largas listas de espera, con escasez de material y recursos personales para poder atender a la demanda existente, lo que conlleva que se priorice la atención a los menores de tres años, quedando excluidos en casi todas las UAT la población de 3 a 6 años. En todas ellas se incumple con la dotación mínima de personal, faltando el psicomotricista y en algunos casos el psicólogo clínico. Si a todo esto sumamos, la falta de estabilidad del personal adscrito a las unidades y la percepción de los mismos de que las gerencias encargadas no se implican todo lo que debieran, genera frustración en el desempeño de sus funciones».

Por otra parte, PATDI-Canarias sigue a la espera de la aprobación del Plan Integral de AT, «que según la ley debería haber sido presentado en noviembre de 2020, así como la necesaria coordinación entre las consejerías implicadas en la atención a los menores, ya que existe todavía desconocimiento por parte de muchos pediatras y maestros de la existencia de la AT».

Con motivo del Día Nacional de la AT, la Plataforma por la Atención Temprana y los Derechos de la Infancia con Diversidad Funcional ha querido informar a la opinión pública lo que pusieron de manifiesto el pasado 26 de abril al presidente del Gobierno de Canarias (tres años después de la aprobación de la Ley) y los compromisos adquiridos por el gobierno en una reunión a la que también asistieron el Consejero de Sanidad y las Consejeras de Políticas Sociales y de Educación.

«Ante el incumplimiento del artículo 11, que hace referencia a la derivación y seguimientos en las Unidades de Atención Temprana (UAT), se comprometieron a cumplir con el protocolo establecido por ley, que establece que serán los pediatras de Atención Primaria o de los Servicios Especializados de Pediatría quienes deriven directamente a las UAT (esto solo se hace en La Palma y Fuerteventura). En dicha reunión mostramos nuestra disconformidad a que las UAT, en el organigrama de la Consejería de sanidad, dependan de Salud Mental, instando el Presidente del Gobierno a que el Consejero de Sanidad designe a una persona de su consejería para que de manera exclusiva dedique su tiempo a la coordinación entre las tres consejerías y mejora de las UAT, sugiriendo por nuestra parte de que sea una persona que ya forme parte de la Comisión Técnica».

«Ante el incumplimiento del artículo 12, que hace referencia a la composición y funciones de las UAT, se planteó la posibilidad de hacer una convocatoria específica para cubrir las plazas de las UAT mediante decreto, convocatoria abierta y no vinculada a la Gerencia de los hospitales de referencia, ofreciéndose la Consejera de Políticas Sociales a la realización de un borrador de convocatoria para someter a la consideración de Presidencia».

«Ante el incumplimiento del artículo 16, relativo a la Comisión Técnica de AT, que entre sus funciones tiene la de proponer la aprobación del Plan Integral de AT (PIAT) a la Consejería de Sanidad, se adquirió el compromiso de que dicho PIAT recoja la ficha financiera necesaria para la creación de la Red Pública de AT que las familias y profesionales de Canarias venimos demandando».

«Ante la falta de recursos educativos para que la escuela sea realmente inclusiva propusimos, y la Consejera de Educación se comprometió a valorar, la creación de un Equipo Específico de AT, que facilitaría la detección temprana de trastornos del desarrollo y la transición entre infantil y primaria».

Por último, han querido manifestar su apoyo «a las más de 300 familias de Tenerife que siguen a la espera de que se haga efectivo el pago de las becas relativas a las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo correspondientes al curso que está a punto de finalizar. Un error administrativo por parte de la Consejería de Educación ha dejado sin apoyos a muchos niños y niñas durante el presente curso escolar y complica la solicitud para el próximo».

Deja un comentario