“Nuestra Memoria”: una mirada al pasado a través de la fotografía

La exposición Nuestra Memoria consta de más de 70 fotografías la mayoría originales «que muestran la relación de las mujeres y hombres del municipio de La Oliva con el sector pesquero tradicional y la agricultura, sustento de la isla», y también se muestra de manera significativa la transformación del paisaje. Se trata de «una recopilación de imágenes que pretenden contribuir a mostrar y conservar la historia de este municipio». Así lo explican desde la Asociación Fuerteventura Norte promotores de esta iniciativa que cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de La Oliva y el Cabildo de Fuerteventura, entre otras entidades.

El trabajo artístico, ha informado hoy el Ayuntamiento, ha correspondido a la Asociación Pared Libre, que ha sido la encargada de realizar desde el año 2017 hasta ahora el trabajo de campo, edición y montaje de la exposición, visitando los centros culturales del municipio, así como las viviendas de muchos vecinos que han querido contribuir con sus fotos.

Chiquillos.
A la derecha campo de futbol el «Salitre» a la izquierda el campo de los pequeños.

Más de 1.000 antiguas fotografías del municipio han sido recuperadas dentro de Nuestra Memoria, un proyecto que culmina con la inauguración de la exposición permanente instalada en el Centro de Mayores de Corralejo. La selección de 70 imágenes que integran la instalación gira en torno a dos conceptos, la transformación del paisaje y el antiguo modo de vida de la población de La Oliva

 El alcalde de La Oliva, Isaí Blanco, señaló en el acto inaugural que” Hablar con las personas de estas fotos, nuestros mayores, y ver cómo ha cambiado el territorio, nos debe servir para aprender y para mejorar en el futuro». Junto al alcalde, estuvieron también el consejero de Asuntos Sociales, Víctor Alonso, Soledad Aguiar y Patricio Guerra, por parte de la Asociación de la Tercera Edad Fuerteventura-Norte.

«La finalidad del proyecto es recuperar la memoria de nuestros antepasados más inmediatos. Como paisajistas, consideramos que para conservar paisajes frágiles como los de Canarias tenemos que mirar hacia atrás, porque el paisaje es un bien común. Nuestros mayores eran agricultores, pescadores y ganaderos, actividades que nos gustaría que se recuperasen. Ahora ellos son los custodios de este trabajo», explicó Esther Azpeitia, que junto a Merche Gómez ha desarrollado este trabajo desde el colectivo Pared Libre.

Deja un comentario