Media Isla se queda sin agua en verano

La mitad de los pueblos de Fuerteventura sufren la falta de agua en el mes de agosto. Ni una gota para asearse, fregar la losa, cocinar y limpiar los hogares. Irene Federico, una vecina que lleva dos años y medio afincada en el pueblo de El Roque afirma que «se necesitan soluciones urgentes para los pueblos del Norte y algunos de la zona Sur».»Llevamos un mes de infierno, fatal, mis hijas y toda la familia nos duchamos con cubos y fregamos con garrafas» desvela Irene, que abría el grifo y no salía ni una gota ayer. «Necesitamos asearnos para ir a trabajar con estos calores, y muchas familias tienen niños y mayores enfermos y nadie pone soluciones» cuenta. Más de 5.000 personas se han visto afectadas por los cortes de agua el pasado fin de semana, y han tenido que comprar garrafas para sobrevivir. «Algo tercermundista en la era de las nuevas tecnologías», critican.Algunos vecinos exponen que en El Cotillo hay muy poca agua y la que llega «no tiene presión». Candelaria Hernández, vecina del Norte, recordó que han trasladado numerosas quejas al Ayuntamiento de La Oliva y al Consorcio de Aguas pero la dejadez «es absoluta». Para Candelaria la zona alta del Roque es la más afectada, «las casas de la parte alta llevan dos semanas sin servicio pero los cortes se han sucedido por casi todos los pueblos de la Isla» detalla.Los residentes reiteran que «en agosto desde hace años se repite el mismo problema, e incluso se agrava porque hay más turismo en El Cotillo y Corralejo, y no hay capacidad para abastecer la demanda actual».Lajares, Tindaya, Vallebrón, La Oliva y El Roque sobreviven con aljibes, bidones e incluso garrafas. En los últimos días los vecinos indignados se han manifestado en El Roque para exigir soluciones urgentes y una reforma de las infraestructuras. Pablo afirma que en Vallebrón los cortes se repiten todos los sábados del año y veranos. «Para llenar las piscinas de las villas turísticas y para el agua agrícola se tira de la misma red» indica. Siempre pagan los residentes, añade. Asimismo, Pablo recuerda que en estos pueblos «las tuberías que conectan con los hogares están al aire libre, y el agua sale hirviendo».Por otro lado, el consejero de Aguas del Cabildo de Fuerteventura, Andrés Díaz, anunció que se va a agilizar el proyecto de renovación de las redes de agua en los pueblos de Lajares, El Roque y El Cotillo con un importe de 1.700.000 euros. «Con esta obra que queremos aprobar este verano, se va a renovar toda la red de la zona Norte» anunció Díaz. «Sabemos que las redes fallan todos los veranos y hay que mejorarlas» dijo. Para el consejero se ha pasado de una crisis a una demanda histórica de agua, que se multiplica en verano, y «resulta imposible atender la necesidad actual» informa.
Es una noticia de La Provincia
Deja un comentario