El Ayuntamiento de La Oliva estuvo presente en el encuentro que mantuvo la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, con la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias (AMTC), ayer en Adeje (Tenerife).

Tras presentar la ministra un paquete de medidas para hacer frente a la quiebra de Thomas Cook, el concejal de Turismo de La Oliva, Marcelino Umpiérrez, planteó a la ministra «la situación límite que estamos viviendo en Fuerteventura ante la amenaza de un ERE que podría afectar a los 400 empleados del hotel Oliva Beach».

«Aunque la ministra no conocía el problema en profundidad, se mostró preocupada y dispuesta a mediar con sus compañeros de Gobierno para desbloquear la reforma del hotel», que se encuentra a la espera de informe del Ministerio de Medio Ambiente y Transición Ecológica, explicó Marcelino Umpiérrez.

El concejal de Turismo de La Oliva trasladó que «todos los miembros del gobierno municipal estamos muy preocupados ante la situación turística actual», tanto por «las catastróficas consecuencias que tendría un expediente de regulación de empleo en el Oliva Beach», como ante «las dudas que generan las medidas anunciadas a las puertas de la temporada de invierno y a un mes vista de las elecciones generales».

En este sentido, señaló Umpiérrez, «el alcalde Isaí Blanco y yo consideramos positivas las ayudas económicas aprobadas por el Consejo de Ministros» (unos 800 millones de euros), aunque «estaremos expectantes para evaluar su implantación», ya que deberán plasmarse mediante convenio con las comunidades autónomas, y por lo tanto «no conocemos todavía cuándo se van a firmar estos convenios ni cuánto serán las cuantías finales».

«Esperamos que las ayudas sean justas y que lleguen pronto, ya que Canarias es la comunidad más afectada por la quiebra de Thomas Cook, y de manera especial un municipio como La Oliva, donde el británico es nuestro mercado principal», agregó el alcalde de La Oliva, Isaí Blanco.

Plan de choque quiebra Thomas Cook

En cuanto al Plan de Choque presentado por el Ministerio de Turismo, incluye medidas a implementar en la temporada turística de invierno que ahora comienza y a principios del próximo año, como bonificaciones en tasas aeroportuarias, apoyo financiero a autónomos y desempleados afectados por la quiebra de Thomas Cook, acciones de mejora de conectividad aérea, campañas de promoción turística, etc.

Isaí Blanco y Marcelino Umpiérrez coincidieron que «este plan de choque es sin duda muy positivo y queda muy bonito sobre el papel», aunque manifestaron tener «serias dudas de que todas las medidas lleguen a tiempo, o que puedan incluso llevarse a cabo, considerando la gran cantidad de procesos administrativos que es necesario modificar».

En este sentido, trasladó Isaí Blanco, «confiamos en que cumplan lo prometido y que estas medidas se hagan realidad, porque el sector turístico realmente lo necesita».

Deja un comentario