La FAPE respalda la crítica de la Asociación de Prensa de Lanzarote y Fuerteventura sobre la «falsa rueda de prensa» de Pedro Sánchez en Lanzarote

Pedro Sánchez en la rueda de prensa en Lanzarote

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) muestra su respaldo a la Asociación de Prensa de Lanzarote y Fuerteventura que ha denunciado en un comunicado el tratamiento informativo establecido por Moncloa durante la rueda de prensa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Cabildo de Lanzarote, la primera que se realiza tras su llegada a la isla de vacaciones, calificándola de «falsa rueda de prensa».

 

Pese a que medios y periodistas se desplazaron desde toda Canarias para cubrir el evento informativo, se encontraron con la desconcertante situación de que se les prohibió e impidió formular pregunta alguna. El departamento de comunicación de Moncloa permitió sólo dos preguntas y ambas pactadas con anterioridad con la agencia Efe y la Radio Televisión Autonómica de Canarias. No fueron ni espontáneas ni libres.

Según el relato de la Asociación de Prensa de Lanzarote y Fuerteventura, al resto, aunque levantaron la mano e insistieron en ello no se les dio la palabra ni se les permitió pregunta alguna. Traslada la federación que «Pedro Sánchez establece así un sistema falseado de rueda de prensa, similar al patentado durante el gobierno de Mariano Rajoy con su funesto ‘plasma’ que tanto fue criticado por el PSOE y del colectivo profesional de periodistas, a través de un comunicado de FAPE, entre otros.

Los periodistas presentes «en esta mal llamada rueda de prensa» denuncian también el hecho de que se les prohibiera utilizar sus propios equipos para el envío de la señal en directo, teniendo que depender del envío por streaming contratado por Moncloa con el servidor Oberón. Además, aseguran que la responsable de comunicación de Sánchez, Marta Herrero, se mostró especialmente insistente en este asunto recordando a todos en todo momento la prohibición del uso de los equipos móviles desplazados, coloquialmente conocidos como “mochilas”. Mientras el responsable de Información Territorial de Moncloa, indicaba a los periodistas que no se podían hacer preguntas sólo las pactadas con los medios ya citados.

Durante la intervención de Sánchez, «fueron varios periodistas los que intentaron hacer preguntas a pesar de las advertencias, cumpliendo con ello con su responsabilidad y requerimientos de sus redacciones centrales, pero se les negó el uso del micrófono y Sánchez se marchó sin atender sus requerimientos».

Estos hechos alarman y preocupan a la Asociación de Prensa de Lanzarote y Fuerteventura como asociación profesional, respaldada por la FAPE, «ya que es un claro intento de limitar el ejercicio transparente y democrático de la función informativa, además de lo que consideramos una especial falta de sensibilidad con los periodistas locales e insulares».

Por otra parte, entienden que Moncloa puede establecer la comparecencia del presidente de España a su conveniencia, «pero no puede calificarla de rueda de prensa cuando ésta no es tal, sino unas declaraciones pactadas con anterioridad» critican. En contraposición, destacan positivamente la «actitud transparente, respetuosa y democrática» del presidente canario, Ángel Víctor Torres, quien en rueda de prensa posterior a la marcha de Pedro Sánchez, unos minutos más tarde, aceptó todo tipo de preguntas y, por supuesto, el uso de equipos de emisión en directo de los medios de comunicación desplazados, a pesar de que también ofrecían la señal por streaming desde la página oficial del Gobierno de Canarias.

Deja un comentario