Irma Ferrer “Premio Hay Derecho 2019” : Una guerrera “con toga” contra la corrupción

232

El programa de esta semana Del Jable al Malpey lo dedicamos a Irma Ferrer, una abogada de  Lanzarote, que actualmentecoordina Acción Cívica contra la Corrupción, y que acaba de recibir el premio de la Fundación Hay Derecho 2019.

Ferrer, como su inspirador César Manrique, es una agitadora de conciencias, pero con toga. El trabajo de su despacho formado por tres mujeres , ha abierto unaguerra en Lanzarote contra la trama de corrupción urbanística, política, empresarial y de la propia judicatura.  

Para esta abogada, además de Manrique,otro de los gigantes donde mirarse al espejo es José Saramago, un ejemplo a seguirque, cuando ya estaba muy enfermo, fue capaz de sacar fuerzas y ante un auditorio repleto y enmudecido dio una auténtica clase de Dignidad y de gestión delTerritorio. Saramago nos dijo defender el espacio que ustedes habitan – sea una isla, una selva amazónica o una ciudad-, se llama defender su propia DIGNIDAD.

Irma Ferrer afirma y explica que lacorrupción mata y relata algunos hechos sucedidos en Lanzarote en los últimos años. Durante su alocución al recibir el premio nombró a otro de sus maestros, José Antonio Martín Pallín, que denunció el urbanismo salvaje como una bomba de neutrones,  así como el también jurista Javier Díaz Reixa, de Transparencia Urbanística; no se olvido del  coordinador del grupo ecologista El Guincho, Ginés Díaz Pallarés, ni del psicólogo, director de Cuadernos del Sureste , Luis Guirao.

Entre sus inspiradores está también el arquitecto y diseñador del plan insular de Lanzarote, Fernando Prat, así como el abogado que defendió esta normativa, Agustín Domingo Acosta, que ganó en los tribunales un Contencioso Administrativo contra las licencias dadas a  27 hoteles ilegales en el Sur de Lanzarote.  El desmadre urbanístico que interacciona con todo, destruye el hábitat y gangrena la sociedad, dejando una herencia contaminada a las generaciones futuras” – afirma Irma.

Irma Ferrer explica como los políticos y empresarios sin escrúpulos han organizado verdaderas orgías de saqueo de las instituciones publicas y del hábitat en el que vivimos, autorizando miles de plazas hoteleras.

El segundo tema de esta semana lo dedicamos al Encuentro de mujeres Ornitólogas en Fuerteventura, coordinado por María Díaz Muñoz., de Fuerteventura Birding ;  y de postre, Pura Cuenca Roy, corresponsal de ciencia y cultura en Del Jable al Malpey, nos habla de una biografía muy personal de GabrielGarcía  Márquez,  escrita por Gustavo Tatis, con el título de “La Flor amarilla del prestidigitador” y cuenta la raíz de Macondo, el pueblo de “Cien Años de Soledad”. Macondo en realidad es el nombre de un árbol, una hacienda, y una etnia africana. La amistad y familiaridad de Gustavo Tatis Guerra con García Márquez no han hecho más que extenderse y profundizarse con toda la familia del escritor a lo largo de las dos décadas y media que implican los diecisiete textos que componen La flor amarilla del prestidigitador. Es el mismo tiempo que ha necesitado su autor para vivirlos, meditarlos y escribirlos, capítulo a capítulo. No se trata, por tanto, de una colección de textos heteróclitos, sino de una reunión de trabajos, de búsquedas y expresiones, que tienen la misma convergencia: revelarnos hechos y aspectos variados de la vida, la familia y la obra de Gabriel García Márquez, acaso aquellos que han afectado al mismo Tatis Guerra de algún modo como hombre y escritor, pues, como afirmó Margarite Yourcenar, las personas miramos siempre en un libro o en una vida las facetas que reflejan mejor nuestra propia vida. Así, el autor nos lleva de la mano, con su pluma experimentada de periodista y reportero y su ángel acariciador de poeta y pintor, a través de la vasta geografía humana, emocional, familiar, literaria, periodística, cinematográfica, política y diplomático del autor de Crónica de una muerte anunciada.

Terminamos anunciando dos eventos: una exposición en Casa Mane, de un joven artista de los aborígenes majoreros, José Assima; junto al fotógrafo Rafael Morales y  Plamen Yordanov. También anunciamos la concentración de estudiantes por el  Cambio climático y nos vamos escuchando la canción con ese nombre del grupo ESquizodelia.

Deja un comentario