El 33,5% del alumnado de Fuerteventura no pudo asistir a clase tras el parón del transporte escolar

antigua alumnos
Transporte escolar. Imagen de archivo.

La vuelta al cole 2023 en Fuerteventura estuvo marcada por el parón en el transporte escolar declarado por la Federación de Empresarios de Transportes de Canarias (FET Canarias) para el lunes 9 de enero. Según el sondeo realizado por la Federación Insular Majorera de Madres, Padres y Alumnos (FIMAPA) y la Confederación de AMPAS de Canarias (CONFAPA) uno de cada tres alumnos que requería transporte escolar para llegar hasta su centro educativo no pudo asistir a clase.

 

En el sondeo participaron 12 centros educativos que representan a 1.033 estudiantes de Fuerteventura. Del total de alumnos y alumnas, el 33,5% (346) no pudieron ir a clase, y el 66,5% (687) tuvieron que buscar alternativas para poder llegar a su colegio o instituto, lo que se traduce en que mínimo 600 familias majoreras tuvieron que pedir permisos, días libres, o buscar alguna forma de llevar a sus hijos e hijas al colegio.

El parón, sumado al poco tiempo de reacción que tuvieron las familias al ser avisados los centros educativos (encargados de avisar a las familias) un sábado y con apenas dos días de antelación, dio lugar a que muchas familias no se enteraran del parón y que en las paradas de guagua escolar se vieran a niños, niñas y adolescentes esperando una guagua que no sabían que nunca iba a llegar.

El origen del parón

Según José Ángel Hernández Ponce, secretario de la Federación de Transportes de Canarias, los empresarios se han visto obligados a realizar el parón ante la inactividad de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, que dirige Manuela Armas, frente a la deuda que mantiene dicha Consejería con la Federación desde 2011. Un compromiso de pago que la Consejería adquirió en 2022, pero que a día de hoy se sigue alargando mientras las empresas de la FET esperan a que les liquiden las subidas del IPC desde 2011, por valor de 14 millones de euros.

Transporte Escolar como servicio esencial

Desde sendas federaciones de AMPAS, unidas a las federaciones de Lanzarote (FAPA Lanzarote), Gran Canaria (FAPA Galdós) y La Palma (FAPA La Palma), emitieron un comunicado en el que exigían la consideración del transporte escolar como servicio esencial. Lo que consideraban que podría haber solucionado el problema, «puesto que al ser actualmente un servicio complementario la Consejería no tiene obligación de cubrir los servicios mínimos, lo que hubiera ahorrado situaciones como la vivida el pasado lunes 9 de enero en Fuerteventura».

Deja un comentario