Un profesor ha sido suspendido de su cargo dos años tras poner más de 200 ceros en una materia a sus alumnos en la Universidad de Alicante.

El docente fue objeto de la apertura de un expediente disciplinario en enero de 2019 que concluyó con una sanción disciplinaria de suspensión por dos años el pasado mes de agosto, tal y como ha explicado el vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado de la Universidad de Alicante, José Penadés, a la agencia Efe.

La resolución disciplinaria rectoral se refiere a «un conjunto de hechos»que contempla mala praxis y dejación de funciones, considerada como «falta muy grave», según el Estatuto Básico del Empleo Público.

Una de las causas de la apertura del expediente, lo que condujo a su retirada temporal de la asignatura en enero, fueron las reiteradas quejas procedentes de los alumnos que aseguraban que el docente convocaba exámenes de recuperación de los que no informaba hasta la víspera de su realización de quienes debían realizarlo.

Entre otras, el profesor de la UA no informaba de las materias de examen, realizaba prácticas sin facilitar la suficiente información y se negaba a repetir el contenido de la asignatura cuando era solicitado por algún estudiante.

En enero de 2019, fijó un examen acerca de una materia no explicada y obligó a los alumnos a presentar un trabajo sobre la misma que representaba el 30% de la nota, calificando con 223 ceros y 14 suspensos más con otras calificaciones, lo que supuso un detonante para su expediente disciplinario.

Deja un comentario