“Sí o sí, el Oliva Beach debe cumplir la ley de costas”

Honorio Galindo, presidente de Turcón, asegura que los políticos no pueden apoyar la ilegalidad, la ley es para todos y los representantes públicos rozan la prevaricación presionando al Ministerio de Transición Ecológica para que hagan la vista gorda. El grupo ecologista apoya a los trabajadores y considera que Riu debería haber cambiado de lugar el hotel, como en su día le ofrecieron las autoridades.

Hotel en Corralejo, Fuerteventura

Del Jable al  Malpey.-Introducción.- Pura Cuenca Roy, corresponsal de ciencia y cultura del programa, nos trae a la  premio nacional de poesía, Olga Novo. Su pluma nos abre la puerta al aspecto cosmológico del mundo rural.

La entrevista a Honorio Galindo del grupo ecologista Turcón la abrimos con la Polka del Escarmiento del CD Raíces del Grupo folclórico Dunas de Corralejo, que lidera Tinín Martínez. Su letra escrita hace 30 años sigue estando de actualidad. Juan vendió las gavias… y al futuro dio de lado. Venden nuestra tierra y construyen sin alien… Se van las vacas gordas, el turismo se va … de tanto exprimir la teta…. Ahora sin trabajo y sin las gavias, sin saber quien rompió el cesto…”

El trabajo de Turcón ha sido intenso para conseguir el expediente del proyecto de restauración del Hotel Oliva Beach en las Dunas de Corralejo.  El presidente de este grupo ecologista nos relata el historial jurídico aberrante de este alojamiento. Considera que la situación de paro turístico debe ser un momento para reconsiderar que hoteles pseudo legales, como este caso, no tengan ningún apoyo de la administración para conseguir viajeros.

Galindo recuerda en relación a los apartamentos ligados al hotel, Oliva Beach, que se quieren transformar; está su historia, en 1999 noviembre el Tribunal Supremo en sentencia 1711/99 de la Sala de lo Contencioso Administrativo estimó el Recurso de apelación de la Abogacía del Estado contra la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. Donde determinaba conforme a derecho la paralización de las obras, pero estas ya estaban finalizadas y en explotación (los apartamentos).

Recordar también que las obras en 1987 supusieron el destrozo de asentamientos de aborígenes de Fuerteventura. La ley de costas del Partido Popular de 2013 permite una renovación casi automática de las concesiones por 75 años. Su vencimiento de explotación y por concesión administrativa finalizaba en 2017 y derepente aparece una prorroga de 75 años, cuya legalidad fue puesta en duda por la abogacía del Estado, subraya Galindo.

LOS EFECTOS EN LAS DUNAS

El estar asentado sobre las dunas dificultando así el avance de uno de los sistemas de dunas móviles más impresionantes de Europa. Un parque natural único en Canarias que supone el auténtico reclamo de la isla de Fuerteventura.

La lucha contra estas construcciones supuso primero una batalla para que se reconociera el Dominio Público en el que se hayan asentadas, como determinó una Sentencia del Supremo. Ya en esta época Geafond vende a RIU Hoteles la propiedad de las instalaciones.  Inexplicablemente, la Dirección General de Costas otorgó una concesión de ocupación durante un periodo de 60 años a la misma empresa que le había demandado en los tribunales porque quería permanecer en el lugar ocupando ilegalmente el dominio público. Y lo hizo tan sólo seis días antes de que se conociera la sentencia que declaraba ilegal el hotel. ¿Porqué no se esperó la Dirección General de Costas a tener una sentencia?. José Trigueros responsable de Costas en aquella época podría explicarlo, afirma Honorio Galindo

“Es necesario insistir en dos hechos: por un lado que no se acreditó la propiedad de los terrenos donde se ubica el hotel, sino la de otras parcelas; y, por otro lado, que la concesión otorgada a Geafond no es traspasable al nuevo dueño, RIU Hotels. – Añade el responsable de Turcón-, que diversas asociaciones denunciaron estos hechos y solicitaron la revocación de la concesión, pero incomprensiblemente, sus denuncias no fueron contestadas por la Dirección General de Costas y nunca se anuló la concesión”

Además, se ha ofrecido a RIU tres ubicaciones para construir nuevos hoteles en la isla de Fuerteventura. Digno de mencionar – aclara Galindo- es que los dos hoteles han recibido el apoyo del Ayuntamiento y Cabildo Insular a pesar de que ninguno de los dos edificios ha pagado impuestos municipales al encontrarse fuera de ordenación urbanística del municipio de la Oliva

Resumiendo indica el ecologista el problema con los trabajadores ya lo tendría solucionado hace tiempo si hubiera aceptado reubicarse en otro lugar de la isla.

 

Del Jable al Malpey – 20.10.20 (Parte 1)

“Del Jable al Malpey” ……..Programa semanal de Medio Ambiente, ciencia y temas sociales de Radio Sintonía. Con un formato de entrevistas y reportajes, acompañado de canciones y músicas del mundo elegidas para ese momento. Sipnosis: Intenta reflexionar sobre la crisis social, económica y ecológica en la que estamos inmersos. Analiza la actualidad  de lo local a […]

Deja un comentario