La cosecha de la aceituna majorera merma su producción en Fuerteventura en 2019, coincidiendo con las dificultades que atraviesa el turismo en la Isla.

En la ‘Rosa de Fuerteventura’ analizamos las consecuencias de esta pérdida de la producción a causa de las condiciones climáticas que se mantuvieron con altas temperaturas el invierno pasado.

El presidente de Olivafuer (Asociación de olivocultores y productores de aceite de oliva virgen extra de Fuerteventura), José Santana, ha explicado que «el olivo brotó en hojas» y no fructificó, es decir, «no echó aceitunas», debido a los meses de calor a principios de 2019, seguidos de meses alternos de frío y calor.

«Se ha perdido casi casi en algunos sitios hasta un 60%», ha explicado Santana y ha recalcado que «ha sido un año malo malo».

No obstante, el presidente de Olivafuer ha explicado en referencia a la calidad que «al haber menos cantidad de aceitunas, la aceituna se queda mas grande y tiene más aceite y más calidad»

«Esperemos que eso se confirme en los Premios Gastrocanarias y también del Cabildo de Tenerife ahora en el mes de diciembre», ha puntualizado Santana.

A continuación interviene en el espacio ‘La Rosa de Fuerteventura’ el director general de Ganadería del Gobierno de Canarias, Juan Bernardo Fuentes.

Deja un comentario