La Guardia Civil interviene en una fiesta ilegal en Fuerteventura

Se identificó al responsable de la villa el cual reconoció que había unas 20 personas en su interior

Guardia Civil en Fuerteventura (Imagen de archivo)

La Guardia Civil interviene en una fiesta ilegal con una veintena de personas que incumplían la normativa sanitaria en Fuerteventura. La actuación se llevó a cabo a raíz de la colaboración ciudadana y se encontraban en una vivienda vacacional superando el número de personas permitidas y consumiendo bebidas alcohólicas sin respetar las distancias de seguridad.

 

 Radio Sintonía Fuerteventura-El Grupo de Intervención Rápida (GIR) de la Compañía de Puerto del Rosario, ha intervenido la madrugada del 03 de abril en una vivienda vacacional ubicada en Fuerteventura en la que se encontraban una veintena de personas incumpliendo las normas establecidas para la contención de la Covid-19, consumiendo bebidas alcohólicas, sin usar mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad, según informan en un comunicado remitido a Radio Sintonía Fuerteventura.

En la citada nota señalan que la Guardia Civil fue alertada por estos hechos pudiendo acceder a un complejo turístico ubicado en el núcleo urbano de Corralejo en colaboración del propio alertante, comprobando desde el exterior como en un Villa vacacional se encontraba la música alta en unión un gran número de personas que incumplían con las normas sanitarias establecidas.

Por ello y tras solicitar la presencia del responsable, los agentes pudieron desalojar la misma contando a otras 13 personas que se encontraban en su interior, tratándose de un grupo de turistas que fueron y propuestos para la correspondiente sanción al Real Decreto 14/2020 por incumplimiento de las medidas de prevención y contención frente a la COVID-19

Recuerdan que esta actuación viene enmarcada dentro de los dispositivos que está realizando la Guardia Civil para vigilancia del cumplimiento de las normas establecidas para la contención de la pandemia que amenaza la salud de las personas.

Deja un comentario