Fuerteventura clama por una Sanidad digna, pública y gratuita ya

Más de 6.000 personas han salido a la calle este 30 de noviembre para reclamar a los representantes políticos e instituciones que “cumplan sus promesas” y “alcen la voz” por una Sanidad digna en Fuerteventura

Manifestación en Puerto del Rosario, por una sanidad digna

Hoy ha tenido lugar la manifestación convocada en Puerto del Rosario para exigir una Sanidad pública, digna y gratuita ya en la isla de Fuerteventura con una participación estimada de más de 6.000 personas, según fuentes policiales.

Durante la lectura del Manifiesto, los portavoces han explicado que, al igual que hicieran en 2016 cuando 15.000 personas salieron a la calle, hoy han venido a reclamar “que se haga justicia con una deuda histórica del gobierno de Canarias para con nuestra isla. Una deuda que nos cuesta lo más esencial: la Vida”.

Han comenzado por exigir a los parlamentarios majoreros, Cabildo, ayuntamientos y responsables sanitarios “que luchen por lograr lo prometido en 2016 y que sus antecesores en el gobierno no lucharon”.

Han hablado de las obras sin concluir en el Hospital General de Fuerteventura, el sur de la isla en “una situación inhumana en sanidad, nuestros pueblos interiores abandonados a su suerte, un norte sufriendo también por las carencias y falta de sensibilidad de quienes, se supone, nos representan”.

Cabecera de la manifestación por una sanidad digna ya

“La realidad es que hay una mala gestión y planificación, tanto con el personal de los centros sanitarios como de sus pacientes. Nos trasladan, a veces de forma inhumana, a los hospitales de referencia, por cosas tan sencillas como una operación de hernia o quitar unas piedras del riñón. Y también nos trasladan para cosas no tan sencillas como tratamientos oncológicos, cardiológicos, neumológicos….”

 

Han explicado que a “los desatinos económicos, físicos y emocionales” que sufren tanto pacientes como acompañantes “ se le suma la sobrecarga que suponemos para los profesionales sanitarios de otras islas y el aumento del deterioro de los servicios para los habitantes de Gran Canaria y Tenerife, islas donde solemos ser trasladados los habitantes de Fuerteventura”.

Piden que se trate a Fuerteventura sin distinciones con respecto a los habitantes de otras islas y sentencian “no somos ciudadanos de segunda”.

 

Reclaman, tres años después de la manifestación que reunió a 15.000 personas,  “la informatización de los expedientes, información entre los hospitales de referencia y nuestro hospital”.

“Son los mismos especialistas y los médicos de familia, también, quienes muchas veces se ven con las manos atadas, al no poder dar un diagnóstico claro por falta de datos, de pruebas”, apunta el manifiesto.

Además de la “falta de digitalización” denuncian “la largas listas de espera entre una prueba y otra, entre cita y cita”, y afirman que “las listas de espera matan”.

Aseguran que es “Inadmisible que seamos la isla con mayor lista de espera y menor inversión por tarjeta sanitaria”.

Apoyan a los profesionales sanitarios de la isla “que trabajan en la mayor parte de los casos, con contratos precarios, sin plaza fija, contratos basura, falta de material, a veces hasta para hacer una simple cura”.

”No olvidemos que los pacientes no somos nada sin el personal sanitario; ni ellos sin nosotros. Esto es una reivindicación que tenemos que llevar conjunta: Por una sanidad digna en Fuerteventura. Por un servicio de la valoración de la dependencia, operativo en Fuerteventura”.

“Nuestros mayores también son olvidados por nuestros representantes y los miles de firmas recogidas para hacer realidad el tan necesario hospital geriátrico, a día de hoy, solo han sido respondidas con promesas sin cumplir”.

Respecto a los representantes políticos de la isla, han afirmado que “Les elegimos para que nos representen, no para que vayan a Las Palmas y a Santa Cruz a vanagloriarse de su cargo, a cobrar sueldos desmesurados y a lucir la tablet último modelo. Y mucho menos para que se conviertan en súbditos que los intereses de empresarios y siglas políticas que para nada benefician a nuestra isla”.

“Queremos que nos representen. Queremos que cuando lleguen al Parlamento, sean la voz de Fuerteventura y no la voz de sus siglas políticas y de sus intereses. Queremos que sean siete, sean ocho, se alcen en esa sola voz que sea capaz de terminar nuestro hospital, de concluir los centros de salud y consultorios; de traer, tanto al personal sanitario que necesitamos, como al personal administrativo que tantas veces ha sido olvidado”.

”No nos representan”, sentencia el manifiesto.

Galería de fotos

Deja un comentario