“El culto al dinero versus conservación de las especies y calidad de vida”

Del Jable al Malpey
Del Jable al Malpey
“El culto al dinero versus conservación de las especies y calidad de vida”
/

Mientras que la gente se guíe por el culto al dinero y no por la calidad de vida y falte una educación general básica, la conservación de las especies en Canarias será muy difícil, afirma Aurelio Martín Hidalgo, profesor jubilado de zoología de la ULL, un histórico de la ornitología canaria. Conferenciante de honor dentro de la exposición -Alas del Paisaje-  del fotógrafo José Juan Hernández, organizada por la Asociación Cultural Raíz del Pueblo; la charla versó sobre la “Avifauna canaria: historia, amenazas y conservación”, en el Museo del Grano “La Cilla” de La Oliva.

 

Podcast Del Jable al Malpey.- (2022.10.11).- I Parte.-

 

Introducción de la corresponsal literaria Pura Cuenca Roy que hoy eligió “Consuelo desde la oscuridad de octubre” de la “Oda a la Oscuridad” de Sigri Sandberg, editado en Capitán Swing.“Hemos iluminado el planeta entero, por qué – dice-. El ser humano siempre ha luchado contra la oscuridad, pero ¿no hay suficiente luz ahora? ¿Qué hace toda esta luz artificial a nuestros patrones de sueño, a nuestros ritmos y a nuestros cuerpos? Sandberg explora nuestra íntima relación con la oscuridad: por qué nos asusta, por qué la necesitamos y por qué la luz, siempre inminente, perjudica nuestro bienestar. Bajo la oscura noche polar del norte de Noruega, medita sobre el significado cultural, histórico, psicológico y científico de la oscuridad, al tiempo que pone a prueba los límites de su propio miedo. Sandberg escribe sobre lo que le ocurre al cuerpo de noche. Alude al sueño, las estrellas, los agujeros negros y la lucha global por conservar un cielo nocturno. ¿Podría ser que la oscuridad que Sandberg siempre ha temido sea mucho más importante de lo que hayamos podido pensar?”.

Presentación Marusa Hernández y Sofía Menéndez

Entrevista a Aurelio Martín Hidalgo, un histórico de la ornitología de Canarias, profesor jubilado de zoología de la Universidad de La Laguna y exvicepresidente de la Asociación para la Conservación de la Biodiversidad de Canarias (ACBC). Autor de uno de los libros claves del archipiélago en estos temas  Aves de Canarias, editado por Lemus. Además de ser uno de esos profesores pedagógicos que ha inoculado el amor a estos seres alados a muchos de sus discípulos, como Juan Carlos Rando, Juan Carlos Illera, o Marcelo Cabrera, invitados asiduos del programa del Jable al Malpey.

Iniciamos la entrevista dedicándole una folia de los Sabandeños que habla de la libertad de los canarios. El profesor Aurelio Martín aficionado a la cría de estas aves, explica que los canarios silvestres se capturaban después de la conquista y se enviaban a Europa, lo que suponía un negocio importante. A partir de esos canarios, que también habitan en Madeira y Azores, se han creado diversas razas que son los que criamos en jaula. Hablar de canarios también nos retrotrae a la literatura, recordamos principalmente el capítulo de “Cien años de soledad” de García Márquez, que nombra y describe a este pájaro y su procedencia.

– ¿Por qué es tan difícil la conservación de la avifauna? El profesor explica que siempre hemos ido a peor. Desde la conquista se talaron bosques y afectó mucho a las aves, pero sobre todo en las últimas décadas hemos transformado totalmente las costas.

Tenemos al borde de la extinción especies como el águila pescadora, de la que solo nos quedan siete parejas en toda Canarias. También el pinzón azul de Gran Canaria, endemismo que sólo, de todo el planeta, existe en está isla. Hemos dicho adiós a otra especie única como es el ostrero canario,  que vivía en Fuerteventura, Lanzarote y los islotes orientales en la década de 1950. Se ha extinguido también de Alegranza y Montaña Clara otro endemismo como es la tarabilla canaria, que solo queda en Fuerteventura.

Uno de sus alumnos Juan Carlo Rando, ahora profesor de la Universidad de La Laguna, es especialista en los huesos de esas aves que se han extinguido; de hecho me dedicó una de esas especies que vivieron en Canarias hace tiempo, un tipo de verderón. En Fuerteventura había también una pardela que vivió hasta la conquista y que se comían los aborígenes. También hubo codornices muy diferentes a las de ahora con patas muy robustas que vivieron hasta la llegada de los europeos. Según Aurelio Martín, las especies foráneas como las ratas, que llegaron con los primeros pobladores y luego con los conquistadores han diezmado las poblaciones de aves. Prácticamente solo quedan aves marinas de pequeño tamaño en los islotes o roques que no hay ratas, como Anaga en Tenerife, Salmor en El Hierro, o Alegranza, Montaña Clara, en Lanzarote. Explica también que otros depredadores como los ratones que vinieron con los aborígenes. El peculiar caso de Madeira donde el ADN de estos roedores son del norte de Europa y abre la puerta a la posibilidad de que los vikingos llegaran a este archipiélago y al de Azores

-Y ¿creíamos que los malos eran los gatos?  Esos, apunta Aurelio Martín, son peor que las ratas.

Este profesor fue uno de los primeros científicos canarios dedicados a la ornitología y nos relata la historia de los investigadores europeos que desembarcaron en el Archipiélago durante lossiglos XIX y XX para curarse de diversos males y de paso estudiaban las aves que observaban. En 1970 es una fecha importante porque surge un ornitólogo canario, Francisco Pérez Padrón, que publica un libro que se llama “Las aves de canarias y lo ha editado ya como cinco veces. Además viene como profesor de La Laguna Juan José Bacallado que había estudiado en la Complutense con el padre de la ornitología  en España, el profesor Bernis.

Aunque para Aurelio Martín uno de los más importantes fue el ornitólogo inglés Keith Emerson que falleció hace poco, «porque compartí con él muchas jornadas de campo y aprendí muchísimo». El profesor explica que ahora hay muchos y muy buenos equipos de investigación de avifauna en Canarias.

Pero persiguiendo una respuesta sobre la mala situación de la conservación en Canarias, Aurelio Martín subraya que los científicos no podemos hacer nada si los políticos no nos hacen caso. Habla de las protestas del Puerto de Granadilla, y como los políticos hicieron un nuevo Catálogo de Especies Amenazadas, ignorando a los investigadores. Para llevar a cabo este proyecto de infraestructura descatalogaron una especie de seba que les impedía hacer sus planes. «Por otro lado, la gente de la calle tiene más culto al dinero que a la calidad de vida. Además de la corrupción ligada a la urbanización de las costas y del territorio. Pero el principal problema es la falta de educación, no puede ser  que tiremos los chicles, las colillas a la calle, que después de una fiesta las plazas sean un basurero; la raíz está en la educación general básica, no podemos enseñar educación ambiental sin eso. No podemos enseñar a dividir sin antes saber sumar y restar», afirma.

Le despedimos con otra canción de los Sabandeños, “Como Pájaros en el Aire”, “Las manos de mi madre parecen pájaros en el aire

Deja un comentario