El Cabildo pide «establecer un frente común» con los ayuntamientos para hacer frente a los sobre costes de la desalación de agua

CAAF Fuerteventura
CAAF.

El Cabildo de Fuerteventura y el Consorcio de Abastecimiento de Aguas a Fuerteventura (CAAF) han mantenido hoy una reunión con representantes de cinco de los seis ayuntamientos de la Isla con el objetivo de coordinar las posibles soluciones que permitan hacer frente a los sobrecostes energéticos que sufre la desalación de agua de mar en Fuerteventura, como consecuencia de la coyuntura internacional.  

 

Entre las medidas a adoptar, los asistentes a la cita han acordado “trasladar la situación de emergencia actual a la Federación Española de Municipios” (FEES), así como se procurará “recabar apoyos económicos externos, a través del Gobierno de Canarias y del Gobierno de la Nación, con el objetivo de no repercutir estos sobrecostes en la factura de los abonados”, detalló el presidente del Cabildo, Sergio Lloret.   

El crecimiento del valor de la energía provocado por el conflicto bélico de Ucrania ha derivado un incremento de hasta el 300% en la factura energética del Consorcio. Si hasta dicha la factura, derivada de la desalinización de agua, rondaba los 5 millones de euros, con las actuales variaciones del precio de la energía ha crecido hasta los 18 millones. Situación que, en palabras de Sergio Lloret, se espera “que sea coyuntural y que vaya desapareciendo”

Según el consejero de Aguas, David de Vera, “en la anualidad 2022, es el propio CAAF quien hará frente a los incrementos de las tarifas, con remanentes de su presupuesto. Sin embargo, de cara a 2023, es necesario que Cabildo y ayuntamientos lleguen a acuerdos para poder hacer frente a los sobrecostes y evitar que afecten a las tarifas de los abonados”.

En este sentido, resulta necesario recordar que el CAAF es una entidad consorciada, entre un 60% que corresponde al Cabildo y un 40% a los ayuntamientos. Por ello, “es fundamental que este esfuerzo se haga de manera conjunta, buscando medidas urgentes entre todas las administraciones implicadas, ya que se trata de una situación insostenible para la Isla”.

Asimismo, es necesario establecer un frente común para “reclamar medidas alternativas al Gobierno de Canarias y Estado”. El Cabildo de Fuerteventura, a través de la Federación Canaria de Islas (FECAI), que actualmente preside el regidor del Cabildo de Fuerteventura, Sergio Lloret, ha trasladado ya esta problemática al ejecutivo autonómico, así como al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, en una reciente visita realizada a la Isla.

 En este sentido, se exige tanto al ejecutivo autónomo como al central un “mayor compromiso en las ayudas públicas que se destinan a la desalación del agua” en el Archipiélago. Para el Cabildo, esta financiación es “del todo insuficiente, más aún si se atiende al actual contexto de crisis energética mundial”, aseguró Lloret. Tal es así que, del total de 8,5 millones de euros que recibe Canarias, el CAAF percibe poco más de medio millón de euros.

 Igual de importante son para Fuerteventura los proyectos que se llevan a través del Plan Insular de Cooperación en Actuaciones de Garantía de Abastecimiento Domiciliario de Agua (PICABAS) de Fuerteventura 2020-2025. Este plan incluye trabajos para reducir los bombeos y elevaciones innecesarias de agua, lo que va a permitir reducir los costes de energía fruto de la desalación de agua.

El presidente Lloret, destacó asimismo la importancia del Plan de Autoabastecimiento Energético de Fuerteventura, al que se le ha dado impulso desde el Cabildo desde la presente legislatura y que incluye fuentes alternativas de energía.

Con ambas iniciativas se persigue desde la Corporación Insular propiciar “una reducción significativa de los requerimientos energéticos del Consorcio, así como una mayor independencia energética con mayor sostenibilidad a través del autoabastecimiento”, destacó Lloret.

Deja un comentario