Un ferri de Naviera Armas choca y caen varias personas caen al agua en Gran Canaria

Imagen de internet

El fast-ferry Alborán de la compañía Naviera Armas ha colisionado este jueves por la tarde contra una pontona y tres personas que iban en ella cayeron al agua. Al lugar se movilizó un amplio dispositivo que rescató a los tres tripulantes de la embarcación, que han sido trasladados al Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria.

El aviso se ha recibido a las 16.29 horas cuando la tripulación de la embarcación, que cubría la ruta entre Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, notó que habían colisionado contra algún objeto. Así, dieron aviso a Salvamento Marítimoe informaron de que regresaban al Puerto

En el momento de regresar comprobaron que habían chocado contra otra embarcación y que una quincena de personas se encontraba en el agua, como precisaron las mismas fuentes. Así, se movilizó a un dispositivo de búsqueda y rescate formado por las embarcaciones Salvamar Nunki y Miguel de Cervantes, y el helicóptero Helimer 202, todos ellos de Salvamento Marítimo. Asimismo, se dio aviso a todas las embarcaciones que se encontraban en la zona para proceder al rescate de las personas.

El Helimer 202 llegó al lugar y rescató a uno de los náufragos, que indicó que en la pontona, que había zarpado del muelle de Taliarte, viajaban tres personas y no 15 como se reportó en un inicio. Los tres tripulantes ya han sido sacados del agua y trasladados al citado hospital de la capital grancanaria.

El Alborán, un catamarán de alta velocidad, llevaba en esos momentos a bordo 129 pasajeros y 21 tripulantes, ninguno de los cuales ha sufrido daños en la colisión.
Los tres rescatados, ocupantes de la pontona, han confirmado a los servicios de emergencia que solo ellos tres viajaban en la embarcación, precisa el 112.
Los heridos son tres varones. Uno de ellos presenta heridas leves, otro un cuadro de hipotermia, también leve, y el tercero ha salido del accidente sin daño alguno.
Tras la colisión, el ferry Alborán ha regresado al puerto de Las Palmas de Gran Canaria con todos sus ocupantes. Solo uno de ellos ha requerido atención médica; en concreto, una mujer con una crisis de ansiedad.

 

Deja un comentario