Réplica de Pedro Reyes al Club Unión Gáldar

Réplica remitida por Pedro Reyes a Radio Sintonía en referencia al comunicado emitido ayer del Club Unión Gáldar:

«Cuando parecía un tema zanjado, el Presidente del Unión Gáldar, Rayco Ramírez utiliza nuevamente a su club, para temas y fobias personales. Se saca de la manga un comunicado, que no me deja otra solución que responder a tantas barbaridades y MENTIRAS fácilmente demostrables. Recordarle también al presidente galdense, que estamos en un Estado de Derecho, porque tiene un desconocimiento importante de
leyes que le atañen.

1.- D. Francisco Martín y D. Rayco Ramírez, como personas individuales, tienen mi
máximo respeto y lógicamente jamás como profesional que soy de los medios, voy a
entrar en temas de esa índole. El Unión Gáldar como institución está por encima de las
personas y sobre ello, poco más que decir.

2.- Fafi Martin, puntal del Unión Gáldar y Rayco Ramirez, presidente de dicha entidad,
sí serán objeto de mis comentarios deportivos siempre que lo estime conveniente y si
creen que son ofensivos, pues tienen ahí los Tribunales de Justicia.

3.- El presidente del Unión Gáldar llena su escrito de muchas MENTIRAS. Falta a la
verdad cuando dice que “menosprecio a Fafi Martín y a nuestro club, un hecho
reiterado en el tiempo”. No hay una sola palabra mía referida al club ni incluso a la
persona del presidente, hasta el comunicado de ayer martes. De Fafi Martín como
luchador, me reafirmo en lo dicho el pasado sábado en la noche en redes sociales. Lo
de “reiterado” ya es de chiste, porque solo ha pasado en los últimos cinco días, no
durante la temporada, por lo que “reiterado en el tiempo” es falso y se puede
comprobar con mirar mi perfil en Facebook.

4.- Sigo pensando que, deportivamente, el puntal del Unión Gáldar tiene sobrepeso y
eso no es una ofensa, es una realidad y ahí están las fotografías para el que quiera
verlo. Su actitud pasiva con 10-11 hizo que su equipo perdiera 11-12, no moviendo un
brazo, y eso no es una ofensa. Los aficionados pagaron una entrada, entre ellos yo, y
no hizo nada ante el puntal rival por derribarlo, quieto totalmente y eso no es una
ofensa. Me he sentido, al igual que muchos aficionados, estafado por su actitud
aunque la disimulen con decir que es táctica. Ir a perder en un deporte no lo vale
táctica alguna, pero esa es mi opinión que han de respetar. Decirle que entrene más,
pues es el que más cobra del equipo, y que se cuide, no es una ofensa pues si quiere
ganar al Guamasa, tendrá que mejorar demasiado en una semana. Pedir que
devuelvan a los aficionados los 6 euros de la entrada es lo lógico, no se cobra o se avisa
públicamente cuando no hay algún puntal, pues si estos no se mueven en el terrero es
casi lo mismo y una burla al público que paga. Se podrá estar de acuerdo o no con mis
apreciaciones y esa es la grandeza de la democracia, el tener la opción de poder hablar
libremente, pero ¿Dónde están las ofensas, los menosprecios?

5.- El presidente del Unión Gáldar muestra un desconocimiento absoluto de la Ley
cuando casi me perdona la vida diciendo que “nuestro club permitió acceder al terrero
como espectador a Pedro Reyes y permitiéndole realizar un reportaje fotográfico
como ha hecho a lo largo de la temporada”; como decía mi profesor de Matemáticas:
La ignorancia es muy atrevida. Que estudie la Ley y que vea lo que le permite o no, y

las consecuencias jurídicas que hubiera tenido esa actitud. La multa igual le evitaba
pagar los miles de euros que todavía debía, al menos hasta el sábado, a los puntales
del año pasado, y ya no digo a los luchadores de esta temporada, y no me consta que
lo hiciera. Hay que preocuparse más de la gestión del club, buscar los dineros, que los
luchadores estén al día, tanto los que faltan de la temporada pasada como los de la
actual, que a las rencillas personales que a nada conducen.

6.- La única verdad del comunicado es que puso entre la espada y la pared a la TV
Canaria, impidiendo la entrada a las cámaras si yo hacía los comentarios para el ente
público. Se cae por si solo esta actitud dictatorial y de otros tiempos, vetando a un
periodista, intentando amordazarlo porque no le gusta lo que dice. Pensaba que ya
Franco no estaba entre nosotros. Además, puso en una situación difícil y complicada a
otros compañeros y profesionales por su indiscreción, fruto de creerse muy
importante coartando la libertad de expresión de un periodista, cuando lo que ha
hecho es perjudicar a todos los niveles a su club y el tiempo lo dirá.

7.- Podría seguir, pero creo que el resumen es suficiente. Ni Rayco Ramírez ni nadie me
hará cambiar. Lucharé siempre por la libertad de expresión, algo que necesita este país
y que costó tanto conseguir. La actual lucha canaria también lo necesita, pues está
llena de personajes endiosados, a los que no se les puede hacer una crítica, porque
confunden lo personal con lo deportivo y eso ya es enemistad permanente. Piensan
que pueden hacer lo que quieran y se olvidan que estamos en un Estado de Derecho,
que al final se impondrá y nos hará olvidar a los dictadores.

8.- El único menosprecio en esta historia lo ha realizado Fafi Martin en Twitter, hace
unos meses y que no se lo había tenido en cuenta, pero que ahora cobra actualidad,
cuando dijo textualmente en su día: “¿Y me preguntan por qué no atiendo a “Todo
Lucha”? Hace años que dejaron de gustarme los Circos y además le tengo miedo a los
payasos. Y ahí por desgracia están juntos el hambre con las ganas de comer. También
es verdad que no se puede pedir peras al olmo”. Sobre esto, el presidente no ha dicho
nada, así que cada uno piense lo que estime oportuno. Por mi lo dejo aquí, pero si
quiere una guerra de comunicados, tenemos toda la vida por delante y callarme, no lo
voy a hacer, siempre que piense que me asiste la razón y la verdad solo tiene un
camino.

Las Palmas a 19 de junio de 2019
Pedro Reyes «

Deja un comentario