La Concejalía de Agricultura, Ganadería y Pesca, que coordina Farés Sosa, se reunió recientemente con la asociación de ganaderos Mal Nombre del sur de la isla, con el fin de analizar la situación del sector y trasladarles toda la colaboración por parte de la Corporación municipal.
Durante el encuentro se intercambiaron impresiones sobre la realidad de dicha actividad tradicional y las principales preocupaciones que afectan a este colectivo, relacionadas con la supervivencia del sector, los ganados en costa o los costes ocasionados por el transporte y desparasitación de las cabras.

En esta línea, los ganaderos trasladaron al concejal responsable la importancia de contar con ayudas y subvenciones para el mantenimiento de los animales, así como de mejorar la situación de los corrales y del matadero insular de Fuerteventura.
Asimismo, se hizo hincapié en la necesidad de conservar las apañadas, una de las tradiciones ganaderas más antiguas de la isla majorera, para agrupar a los ejemplares de costa pertenecientes a los ganaderos del municipio, con la finalidad de marcar las cabezas de ganado no identificadas y ahijar a las crías nacidas este año, para lo que es fundamental contar con gambuesas o corrales colectivos en buen estado.

«La defensa del sector primario, y especialmente de la ganadería, que tan relevante ha sido históricamente para los municipios de Fuerteventura, es uno de los objetivos que persigue este grupo de gobierno, por lo que hemos ofrecido todo nuestro apoyo a este colectivo», comenta el edil Farés Sosa.

Deja un comentario