“Los paisajes de Fuerteventura te ayudan a desconectar y a serenar tu cerebro”

El periodista Gumersindo Lafuente, director del Diario.es, presidente de la Fundación porCausa, viajero atípico en Maxorata

La introducción Del Jable al Malpey es sobre besos. Pura Cuenca Roy, corresponsal de ciencia y cultura del programa nos trae un poema de Gabriela Mistral primera escritora latinoamericana en recibir el Premio Nobel de Literatura en 1945.
Presentación Sofía Menéndez.
Echamos de menos esos besos. Aunque un beso apasionado de diez segundos puede permitir el intercambio de hasta 80 millones de bacterias. La boca aloja más de 700 variedades de bacterias, según estudio realizado en 2014 por una sociedad científica de Holanda.
Cuenca Roy explica la situación en Madrid y la dificultad de entender lo que está pasando desde la perspectiva del periodismo científico, pues distintos barrios con el mismo número de contagios son tratados de distinta forma.
Entrevista con Gumersindo Lafuente, «Sindo», director adjunto del Diario.es, mano izquierda de Ignacio Escolar y presidente de la Fundación Por Causa de investigación, periodismo y migraciones. Forma parte de la red de Maestros de la Fundación Gabo, en memoria de Gabriel García Márquez, entre otras muchas cosas.
“La Fundación Por Causa nació hace seis años para hacer periodismo de investigación de la desigualdad y sobre todo de las migraciones. Intentamos explicar con datos y estudios de especialistas que la migración no es un problema es una oportunidad. Todo el dinero que se invierte en muros debería emplearse de otra manera”.
Este veterano periodista, pionero en prensa digital, explica que en España necesitamos a los migrantes por asuntos laborales, economía, enriquecimiento cultural, mantenimiento de la población ..los necesitamos de una manera egoísta, por lo tanto, este sistema criminal de impedir que lleguen de cualquier manera es una equivocación, sea en Europa, Estados Unidos, …”.
«La evolución del lenguaje periodístico en temas de migración ha evolucionado positivamente. El tratamiento sensacionalista que se daba ha cambiado. Un ejemplo está en la valla de Melilla, antes era absolutamente sensacionalista y desinformaba. Hoy todavía hay algunos grupos políticos xenófobos que agrandan esta situación».
Lafuente conoce muy bien el periodismo latinoamericano, en estos últimos años ha viajado -casi mensualmente- a México, Colombia, Perú, Santo Domingo, Chile, … como maestro de la Fundación Gabo, las jornadas agotadoras eran agotadoras de trabajo pero siempre terminaban con lo que García Márquez definía como Cheverismo: pasarlo bien y disfrutar de la vida por muy duro que fuera el día.
También nos habla del periodismo en tiempos de pandemia, del teletrabajo, de como la redacción del Diario.es fue la primera en cerrar, «mucho antes de que nos confinaran». Confiesa que ha sufrido el coronavirus en el peor momento de la pandemia, cuando las urgencias estaban sobrecargadas. “La situación fue dantesca, la gente se caía por los pasillos y los sanitarios no daban abasto. Me mandaron a casa con las medicinas que en ese momento se daban y estuve sin salir de mi habitación casi un mes”.
Para este periodista la movilidad es otro de los temas que le apasionan, explica como una ciudad puede cambiar gracias a medidas que prioricen el desplazamiento: caminando y en bicicleta. Pone de ejemplo Pontevedra, un caso que ya se estudia en las universidades de media Europa. “La bici es mi vehículo. Tengo que decir que me ha cambiado el carácter, llego a los lugares cantando y relajado, antes en coche iniciaba la jornada laboral, de mal humor y con mucha tensión.
Gumersindo Lafuente, «Sindo», se declara un viajero atípico en Fuerteventura: “después de estos meses tan duros, es mi primera salida fuera de la península, es también la segunda visita a Maxorata, y explica que está isla tiene un poder muy especial porque inmediatamente te ayuda a desconectar de tu día a día. Estoy muy en paz. Me han llamado para decirme te has enterado de… y tengo que explicar que estoy desligado de la actualidad y eso para alguien como yo que vive el periodismo tan profundamente, aunque este de vacaciones, es completamente sorprendente”. Fuerteventura es una joya por muchas cosas, obviamente por los paisajes tan peculiares, por el mar, la arena, las dunas, por el viento también, te da oxigeno para los pulmones, que en estos tiempos nos hace buena falta, pero además te ayuda a serenar tu cabeza, tu cerebro, en ese sentido estoy encantado.”
Nos despedimos deseando, como nos recomendaría García Márquez, que lo pases chévere.

Deja un comentario