La «Roger de Flor» de paracaidista vuelve a Tefía en el recuerdo 

En imagen paracaidistas veteranos

Hoy sopló el viento en el los Llanos de Muchichafe de Tefía donde con puntualidad militar a las 9.45  dio comienzo el acto de homenaje  con motivo del 50 Aniversario del fallecimiento de dos sargentos y once Caballeros Legionarios Paracaidistas (CLP,s) durante su participación en la “Operación Maxorata 72”. Perdieron la vida; Francisco Lozano Conejero, Miguel del Moral Hernández, Antonio Medina Cabrera, Rafael Matín Fernández, José Rodríguez Rodríguez, Juan Jurado Torrico, José Fernández Coego, Feliciano Domínguez, Hellín, Manuel Gómez Mayor, Basilio Cuesta Martínez, Francisco Lozano Manzano, Antonio Matamoros Miranda y Paulino Carretero Figuerola.

 

Como se recordará la Operación “Maxorata 72” era un ejercicio combinado de la Capitanía General de Canarias donde la 1ª Compañía de la Bandera “Roger de Flor”, 1ª de Paracaidistas, debía realizar el día D+1 (11 de abril) una operación de inserción sobre la retaguardia enemiga; saltando sobre los Llanos de Muchichafe para cerrar la carretera de Puerto del Rosario a La Oliva, a la altura de “Montaña Quemada”, y evitar la llegada de refuerzos a la zona de Tefía.

Durante el ejercicio, la velocidad del viento asciende repentinamente provocando el arrastre de los paracaidistas por el terreno. Trece paracaidistas fallecen a consecuencia de las heridas sufridas y medio centenar resultan con heridas de diferente consideración, muchos de ellos graves.

Este año, en el 50 Aniversario del accidente, se ha celebrado un acto de Homenaje a los Caídos presidido por Alejandro Escámez Fernández, General Jefe del Mando de Canarias; en el acto han participado una Compañía de Honores y la Banda de Guerra del Regimiento de Infantería “Soria” 9 de la Brigada “Canarias” XVI y una Escuadra de Gastadores de la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas (BRIPAC), además, autoridades civiles como el Delegado del Gobierno en Canarias, Antonio Pestana y autoridades militares del archipiélago canario.

El General Jefe de la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas, Luis Jesús Fernández Herrero, fue el encargado en esta ocasión de dirigir  unas emotivas palabras a los presente.

Durante la lectura de la Efeméride, se destacó la extraordinaria actuación de los doctores Pedro Bosch Hernández y Arístides Hernández Morán y Santander que, rápidamente, organizaron un gran dispositivo médico que incluía a celadores como el Felipe Gil para atender a los paracaidistas heridos. Además, se resaltó la movilización masiva de los vecinos del lugar, alertados por la radio local, y que colaboraron no sólo con vehículos para trasladar al personal a los centros médicos de la zona, sino también con una donación masiva de sangre. Además de ellos, diversas entidades de la isla participaron en el auxilio a los accidentados.

Posteriormente, veteranos paracaidistas de la Asociación de Veteranos Paracaidistas de Canarias (VEPACAN) colocaron una flor en el monolito por cada compañero fallecido durante el emotivo acto de homenaje a los caídos; siendo la viuda del sargento Francisco Lozano Conejero (uno de los paracaidistas fallecidos), el General Jefe de la BRIPAC y el veterano más antiguo, quienes colocaron una corona de laurel en el monumento en honor a los caídos en “Llanos de Muchichafe”, inaugurado el 06 de septiembre de 1973 por el Capitán General de Canarias.

Tras la lectura de la Oración Paracaidista y después de recitar un espíritu del ideario de la Brigada Paracaidista y de la Brigada “Canarias” XVI, las Unidades en formación abandonaron la explanada a paso ligero, para cerrar la parada militar con un desfile.

Salto de paracaidistas 

El acto tenía previsto comenzar con un salto paracaidista ejecutado por personal de la BRIPAC, en modalidad de apertura manual, desde un helicóptero HU-21 (SUPERPUMA), perteneciente al Batallón de Helicópteros de Maniobra VI con base en Los Rodeos (Tenerife). Debido a las condiciones meteorológicas y por razones de seguridad, no pudo llevarse a cabo.Hoy como aquel día de hace 50 años en los llanos de Tefía, soplaba el viento.

Deja un comentario