“La razón de un pueblo”, una novela basada en la historia del casco viejo de Corralejo

Del Jable al Malpey
Del Jable al Malpey
“La razón de un pueblo”, una novela basada en la historia del casco viejo de Corralejo
/

Entrevista a la autora Soledad Aguiar Montelongo

 

Podcast Del Jable al Malpey.- (2022.09.20).- II parte.-

Presenta Marusa Hernández y Sofía Menéndez.-

Iniciamos este bloque con la voz de un poeta y escritor majorero.- Marcos Hormiga.- encargado de pronunciar unas palabras en la presentación del libro “La Razón de un pueblo”, su voz resuena en el antiguo muelle de Corralejo, con la luna llena saliendo, y la dársena del antiguo dique de pescadores, – aparición de esta novela en un auditorio natural, a rebosar de gente. El poeta marca los vocablos que traspasan los tímpanos de los oyentes directamente al corazón: angustia, esperanza, expectación, cercanía, laboriosidad, aflicciones, fregado interminable… (notaria, despacho de abogados, registros, sedes judiciales,…) solo pensar en el calvario por el que los mayores debieron pasar conmueve al más pintado.

Marcos Hormiga desvela el sufrimiento de la raíz de ese pueblo pacifico y tranquilo de pescadores sumido en el infierno por la avaricia y la especulación.

Soledad Aguilar inició su novela a petición del grupo de trabajo que surgió para defender las casas donde había nacido la gente que fundó el pueblo de Corralejo. El hilo narrativo de la novela mantiene en todo momento la expectación y no puedes dejar de leer hasta que no acabas el último capítulo.

Aguilar explica que “todo empieza cuando preparaba una exposición para el centro de los mayores de Corralejo y uno de los miembros del Comité de Afectados por el casco viejo de Corralejo me ofreció unas fotos antiguas del pueblo y me propuso hacer el guión de una película o una novela sobre el caso, porque yo estaba terminando mis estudios de comunicación en Barcelona. Así que fue mi trabajo de fin de grado. Cómo no sabía si sería posible ver la historia en una película, pues me decidí a escribir el relato”.

La meticulosa investigación para desmontar esta trama – que todavía sigue haciendo pasar por un calvario a la gente – , tiene en la novela tres nombres: «Lapa», «el investigador» y «el profesor». Los tres estuvieron acompañando a Aguilar en la mesa de la presentación de la novela. Esos tres seudónimos usados en la novela representan a tres personas que en la vida real son Zaragoza Esteve, Miguel Socorro y Goyo Benítez.

«La novela cuenta la historia de un poblado de casas en la costa, pegado a las Dunas de Corralejo, que desde siempre sobrevivían de la pesca, y que se veían obligados a quitar la arena con palas de las puertas y ventanas, cuando el viento soplaba del Este. En las familias nadie quería el terreno de la playa; en las herencias lo que más se apreciaba eran las fincas del interior – las gavias y arenados- que les daban de comer”, señala la autora.

La novela ahonda sobre la situación de la mujer y su inteligencia, en el siglo pasado, con nueve o diez hijos e hijas a su espalda, y las dificultades de poner todos los días un plato de comida en la mesa. Se preferían los pueblos del interior donde se podía cosechar y había más agua. Habla del medio ambiente y la naturaleza del lugar, las dificultades para sobrevivir y la solidaridad entre familias.

La trama es el atropello de un pueblo; cuando esas personas mayores deberían estar disfrutando de su vejez en paz, les dicen que las casas donde han nacido ellos y sus padres no son suyas; la injusticia es tal, que al lector página a página le mantiene en vilo y va creciendo la indignación. El silencio administrativo, la falta de ética del matrimonio de empleados del catastro, de los notarios y  del  registro; y, por supuesto, de alguno de los políticos con mando en el Ayuntamiento de La Oliva y otros funcionarios, todos en el ajo, una auténtica trama donde el personaje del Tiburón, termina siendo aborrecido. Aunque este frutero ahora sea millonario, la angustia que ha generado, no puede salir gratis, así que los lectores al final de la novela esperan un final trágico pero no desvelamos la historia, no la destripamos.

Recomendamos leer la novela a todos los residentes de La Oliva y a los profesores de literatura y lengua de los institutos de Fuerteventura trabajar con ella con los alumnos para saber su historia. Su autora termina diciendo que se trata de una novela para concienciar y que esto no vuelva a pasar. Por desgracia, la trama real todavía no ha terminado y ahora algunos de los afectados se ven obligados a enfrentarse a fondos buitres donde terminaron las hipotecas que pidieron con sus casas.

Finalizamos el programa con un poema de Marcos Hormiga en una de las ediciones del encuentro de improvisadores que surgió en la primera manifestación popular a favor de los afectados del Casco viejo de Corralejo.

Deja un comentario