En la época estival se intensifica la práctica de actividades acuáticas en las costas  de Fuerteventura, un destino idóneo para la práctica de snorkel y submarinismo entre otros.

Dichas actividades no están exentas de riesgos producidos por las propias condiciones de la Isla, así como por falta de medidas de prevención.

El instructor de buceo y buzo profesional, Juan Cerdeña, ha explicado en Radio Sintonía cuáles son las zonas más seguras para practicar snorkel en Fuerteventura. Cerdeña ha señalado el Aceitún en Gran Tarajal o el Jablito como las zonas más seguras, mientras que debido a su «accidentalidad», apunta a la toda la costa norte de la Isla (desde Cotillo hasta Punta Jandía) como la más peligrosa.

Respecto al snorkel, Juan Cerdeña señala que «es una de las actividades más sencillas para que cualquier persona pueda practicarlas» y que desde su propio centro de buceo «fomentamos que la gente empiece haciendo snorkel antes de dedicarse al submarinismo».

«Fuerteventura tiene la particularidad de que aquí  predominan normalmente los Alisios y en verano siempre hay viento, entonces es una zona con unos fondos marinos muy bonitos pero de muy difícil acceso. Es una Isla bastante peligrosa en el sentido en que hay pocas zonas cerradas que permitan la práctica con seguridad», ha explicado Cerdeña.

Además, el buzo profesional ha diferenciado los centros de buceo, empresas dedicadas a la realización de esta actividad, con los clubes de buceo, que son asociaciones dedicadas a esta práctica.

Ha explicado que para bucear legalmente en Europa se debe disponer como mínimo de tres requisitos que deberán ser solicitados por los centros de buceo a todos aquellos que deseen practicar la actividad: titulación de buceo acreditada, un seguro de buceo, y un reconocimiento médico con fecha de expedición inferior a dos años.

De esta forma se puede saber si un centro cumple con la normativa y aporta garantía de seguridad a sus clientes.

No obstante, Cerdeña reconoce una falta de implicación por parte de las autoridades para el control de los centros de buceo, especialmente por parte del Patronato de Turismo de Fuerteventura y la Consejería de Turismo del Cabildo de Fuerteventura «que realmente son ellos los que dan las acreditaciones para que los centros funcionen»

«La imagen que estamos dando en Canarias de accidentalidad en medio acuático es alarmante. Nosotros tenemos más accidentes en medio acuático que en carreteras», ha explicado Cerdeña.

«Otro de los grandes retos que tenemos» apunta Cerdeña, es la prevención en las costas de Fuerteventura, y de Canarias.

Aporta datos de ahogamientos en Canarias en 2017 de 93 personas en medio acuático en contraste con los 44 fallecidos en carreteras, mientras que en 2018 hubieron 56 por medio acuático y 43 en carretera, explica, y añade que en el primer trimestre de 2019 ya son 24 los ahogados en Canarias.

«Son datos después de que se producen los accidentes», lamenta Cerdeña y asegura que «lo que es la prevención es el gran fallo que tenemos en España en general, y en Canarias en particular. No hay prevención».

«Yo implicaría Patronato de Turismo, empresas locales» ha dicho el presidente del Club de Buceo Los Cangrejos y el Club de Buceo Punta Amanay, quien asegura que es tarea de las autoridades locales informar a los turistas que llegan a Fuerteventura acerca de los riesgos que comporta la Isla, y las medidas de prevención que deben tomar para evitarlos.

También ha hecho especial hincapié en la seguridad de los niños, para los que desaconseja el uso de manguitos o flotadores que puedan poner en una situación de indefensión a los más pequeños.

Deja un comentario