La Ley del Suelo es trascendental para Canarias en este momento.

La directora de la Agencia Canaria del Medio Natural, Ana Batista, asegura que la nueva Ley del Suelo es trascendental para Canarias en este momento. “Frente a quienes apuestan por el inmovilismo y prefieren mantener una situación que paraliza el progreso de las Islas, el Gobierno de Canarias ha optado por afrontar su responsabilidad y dar una solución que nos permite evolucionar sin que nuestros valores naturales se vean afectados y que acerca de manera eficaz la ordenación del territorio a los ciudadanos”, señala.

Batista recuerda que la maraña normativa en materia de ordenación del suelo ha llevado, en la práctica, a la parálisis que sufren, en este momento, 31 municipios canarios que no han podido iniciar su adaptación al Texto Refundido de 2003. “Ninguna sociedad que pretenda crecer económicamente y crear empleo puede asumir que el plazo medio de aprobación de un Plan General sea de doce años”.

En lo que se refiere a las competencias propias de la Agencia Canaria del Medio Natural, el proyecto de Ley del Suelo introduce novedades necesarias para hacer más efectivo el cumplimiento de los cometidos que tiene encomendados la Agencia.

Se aplicará la disciplina urbanística y se simplifica el proceso sancionador para agilizarlo. La nueva regulación racionaliza el régimen de infracciones y sanciones y aclara el reparto competencial entre la Agencia y los cabildos y ayuntamientos.

Ante las alarmas injustificadas y los ataques sin fundamento real que está sufriendo el proyecto de ley por parte de algunos sectores minoritarios, Ana Batista aclara que el principio rector del proyecto de Ley del Suelo es el desarrollo sostenible, entendido como el equilibrio entre la protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales para atender a las necesidades de empleo, de cohesión social y de igualdad de oportunidades entre los ciudadanos.

La nueva Ley del Suelo da respuesta, de manera especial, a las necesidades del sector primario, favoreciendo su profesionalización y el desarrollo de actividades complementarias.

“Canarias necesita una nueva ley que garantice el equilibrio entre el cuidado de nuestro entorno y el progreso de los canarios, que preserve nuestro modelo territorial y que permita avanzar al sector primario, que clarifique los trámites y procedimientos y que establezca unos límites competenciales claros entre las administraciones, que dé solución, en definitiva, a los problemas del día a día de los ciudadanos”, señala Ana Batista.

Deja un comentario