Algunos de los edificios religiosos del sur de Fuerteventura cuentan con un gran valor cultural e histórico para la isla. En el caso de las iglesias de los pueblos de Pájara y Tuineje, se trata de dos obras que forman parte del patrimonio insular. Como telón de fondo, la emigración ha desempeñado un papel fundamental en la constitución de la cultura de los majoreros.

 

Influencias hispanoamericanas

La vinculación del continente americano con el Archipiélago Canario ha sido constante desde la conquista de América. Canarias, situada en un punto geo-estratégico, estimuló el tráfico americano no solo a nivel comercial, sino también a nivel cultural a través de movimientos de obras artísticas. Estas piezas se producen, por un lado, gracias al intento de los migrantes por no perder sus raíces, quienes enviaban desde su nueva «patria» distintos objetos a sus lugares de origen. Por otra parte, se llevaron a cabo muchos encargos desde el Archipiélago ante la maestría de las obras confeccionadas por profesionales de Indias, según recogen los archivos de Fuerteventura.

Elementos aztecas en la Iglesia de Pájara

La Iglesia de Pájara cuenta con una fachada singular. El pórtico de la nave izquierda está adornado con motivos aztecas: soles, cabezas emplumadas de Indios, serpientes que se muerden la cola, etc. Esta pieza fue impulsada con ayuda de un majorero que llegó a desempeñar en México el cargo de Contador de las Reales Rentas de Tabaco. No obstante, estas manifestaciones aztecas no son solo propias de la iglesia de Ntra. Señora de Regla, entre las columnas del frontispicio del Santuario dedicado a Ntra. Sra. de la Peña, también se encuentran elementos hispanos similares.

Fortuna en las Américas inversión para la cultura de Tuineje

El municipio de Tuineje también guarda una conexión especial con el continente americano.  Es el caso de la figura de uno de los conocidos como «indiano», Matías López, natural de Tuineje, logró hacer fortuna siendo  muy joven en Cuba. Con 500 pesetas, el majorero invirtió tal cantidad en la construcción de lo que conocemos hoy como la Iglesia de Nuestra Señora de Candelaria en Gran Tarajal. Así mismo, López destino dinero propio al desarrollo de obras hidráulicas y agrícolas.

Deja un comentario