Tomás Fernández, fiscal coordinador en la isla de Fuerteventura explicó hoy en Radio Sintonía cómo se procede en caso de menores migrantes que llegan en embarcaciones a las costas en pateras o cayucos y por qué desde 2019 se empezó a separar a los menores de sus supuestos progenitores.

Fernández destacó que en todo momento se actúa teniendo en cuenta los derechos de los menores, y recordó que la medida de separar a los pequeños, cuando no hay seguridad de que los padres y madres sean quienes dicen ser, viene motivada por los casos que se han  dado, donde tras recibir las pruebas de ADN, ha quedado demostrado que no había vínculo entre el adulto y el menor. De todas formas aclaró que no se procedía de esta manera en todos los casos, por ejemplo si el menor es lactante, o hay documentos que verifiquen el parentezco.

Asimismo, relató que el dictamen que dio ayer el fiscal superior de Canarias sobre la prohibición de separar a los menores de sus madres se dio porque ahora con la pandemia del Covid-19, las esperas a los resultados del ADN se estaban alargando, por lo que se optó por mantenerlos unidos.

Deja un comentario