La Fiscalía pide 77 años de carcel para Eduardo Paz, director de la batucada infantil Besay

Imagen de archivo de Eduardo Paz.

Eduardo Paz está acusado de once delitos de abusos sexuales a menores y de producción y exhibición de pornografía

Según publica en su edición digital el periódico La Provicia, la Fiscalía solicita imponer 77 años y tres meses de prisión para el director de la batucada infantil Besay, Eduardo Paz, al que acusa de cometer presuntos varios delitos de abusos sexuales a menores, así como a la producción y exhibición de material pornográfico. La vista oral se celebrará en Puerto del Rosario durante tres jornadas, los próximos días del 27 al 29, será a puerta cerrada y los menores deberán prestar declaración a través de un bombo. La representante del Ministerio Fiscal le imputa once delitos y le impone una indemnización de 41.000 euros por los perjuicios morales causados a los menores.Una denuncia de uno de los padres de los niños puso en alerta a los agentes del servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Policía Nacional. Posteriormente, se sumaron a la denuncia otras familias tras haberles confesado sus hijos los tocamientos que eran objetos por parte de Eduardo durante los campamentos y las clases de apoyo escolar que se organizaban a través de la citada batucada.Eduardo Paz, empresario de Puerto del Rosario, y que actualmente tiene 49 años de edad, fue detenido a principios de septiembre de 2014 acusado de presuntos abusos sexuales a menores de la batucada. Ingresó en el Centro Penitenciario de Tahíche el 11 de septiembre de 2014.Desde 2013, el acusado, «movido por ánimo libidinoso, lascivo e impúdico» aprovechaba las clases particulares que impartía a menores de entre 7 y 14 años de la batucada que dirigía para abusar sexualmente de ellos y amenazarles si contaban lo ocurrido a sus padres. Así, lo recoge en su escrito de calificación el fiscal. Además, en su relato se refleja que durante las acampadas, el procesado se implicaba en el baño de los más pequeños para tocarle los genitales.En otra ocasión, exhibió ante otros menores material informático de contenido sexual durante una clase particular, relata el fiscal. Estos hechos, «cometidos por el acusado movido por su atracción sexual hacia los niños, han ocasionado a las víctimas trastornos diversos psíquicos».La Fiscalía también pide que el procesado quede inhabilitado para ejercer cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores por un período de seis años y que se le impida acercarse a sus víctimas por un plazo de entre doce y veinte años y comunicarse con ellas a lo largo de entre tres y diez años.En su extenso relato, el fiscal señala que a principios de 2014, el procesado se encontraba en el local donde se guardaban los instrumentos de la batucada, en el barrio Fabelo, donde fotografío desnudo a uno de los menores «con la excusa de probarle los trajes del Carnaval, advirtiéndole que, si se lo contaba a sus padres, le enseñaría las fotos a sus amigas».El escrito de acusación del fiscal narra a través de nueve páginas con todo detalle los presuntos abusos a los que fueron sometidos los integrantes de la batucada Besay.SupositorioEl representante del Ministerio Fiscal destaca en su escrito que el procesado en las acampadas celebradas en una finca en La Asomada, el procesado «le decía al menor que iba a ponerle un supositorio y de nuevo le pedía que no se lo contara a nadie».La detención de Eduardo Paz determinó en una situación de máxima tensión y nervios cuando los familiares y amigos de los niños afectados se presentaron tanto en el momento del registro en el local de ensayo como cuando compareció en los Juzgados para declarar ante el juez. Numerosas madres intentaron llegar hasta el detenido para agredirlo.

 

Deja un comentario