La Cámara aprueba el plan de choque del PSOE contra el colapso de las urgencias

117
Imagen de archivo de Iñaki Lavandera (izquierda)

El pleno del Parlamento de Canarias aprobó este 30 de enero por unanimidad el plan de choque del PSOE contra el colapso de las urgencias en la sanidad. La iniciativa fue defendida por el diputado Iñaki Lavandera, quien considera que el apoyo de todos los grupos de la Cámara a esta proposición no de ley representa un “lavado de cara” al consejero José Manuel Baltar. “Es el Parlamento el que adopta medidas ante la inacción del Gobierno de CC”, remarca.

El documento del PSOE contiene diez medidas encaminadas al fin último de “mejorar la vida de la ciudadanía”. “La saturación de los servicios de urgencias de nuestros hospitales y centros de salud se ha convertido en un auténtico colapso en la atención de los problemas de salud: horas y horas de espera de pacientes, profesionales que realizan grandes esfuerzos, con situaciones de estrés, atendiendo a multitud de personas por encima de los estándares de calidad en la atención sanitaria”, lamentó Lavandera en el debate parlamentario.

Subrayó que las propuestas del PSOE “no son estéticas ni efectistas, como nos tiene acostumbrados el Gobierno de CC”, y explicó que la primera de ellas pasa por impulsar la aplicación de las acciones contempladas en el Plan de Urgencias Sanitarias Canarias (Pluscan), “documento que el PSOE dejó elaborado con Jesús Morera al frente de la Consejería y que CC no ha sido capaz de desarrollar”.

La segunda medida es el aumento de la plantilla de profesionales sanitarios, tanto de personal médico como de enfermería, en los servicios de urgencias hospitalarios, en los centros especializados de atención urgente y en los puntos de atención a urgencias extrahospitalarias. “Sin la adecuada dotación de recursos humanos, el colapso es previsible”.

En tercer lugar, la propuesta del PSOE defiende un aumento de camas habilitadas en los servicios urgencias hospitalarias, ampliando espacios y evitando la lamentable imagen de los pacientes hacinados en pasillos. La cuarta medida es la articulación de protocolos de actuación que mejoren la gestión de disponibilidad de camas en los hospitales ante las necesidades de sus servicios de urgencias.

La quinta acción contenida en el plan es el suministro de material adecuado y suficiente a los servicios de urgencia para procurar una atención digna a los usuarios. “Es indignante escuchar testimonios de falta de medicamentos, mascarillas o jeringuillas por una pura falta de previsión”, denunció Lavandera. En sexto lugar, se apuesta por la reducción de los tiempos de demora para tener cita y ser atendido en atención primaria por el médico de familia o pediatra.

Deja un comentario