La asociación «El Efequén» denuncia «el deterioro, abandono y expolio que sufre el patrimonio arqueológico de Fuerteventura»

viaje atalayita valle
Poblado de La Atalayita en Pozo Negro, Antigua

La asociación patrimonial «El Efequén», a través de un comunicado remitido a este medio, muestran su deseo de hacer públicas una serie de consideraciones «ante el deterioro, abandono y expolio que está sufriendo el patrimonio arqueológico en la isla de Fuerteventura», aseguran.

 

Trasladan que el pasado día 13 de febrero, durante la visita a algunos yacimientos realizada por miembros de la asociación «El Efequén», guiada y coordinada por arqueólogos, pudieron constatar el expolio reciente de una singular estructura incluida en la Carta Arqueológica Insular.

«El deterioro y abandono de nuestro rico y poco estudiado patrimonio arqueológico no son nuevos. Son numerosas las ocasiones en que, en los últimos años, miembros de esta asociación (y otras personas amantes de nuestra cultura) han denunciado y puesto en conocimiento del Departamento de Patrimonio del Cabildo multitud de acciones dañinas sobre algunos yacimientos de la isla», afirman.

Además, sostienen que la asociación patrimonial «no observa, por parte de los organismos competentes, medidas tendentes a inspeccionar, custodiar y proteger este rico patrimonio cultural e histórico que nos vincula con nuestro pasado precolonial. Somos conscientes de la falta de recursos humanos que en este terreno tiene Fuerteventura. Para toda la isla solo se cuenta con una inspectora interina y con ningún agente y/o vigilante patrimonial. Difícilmente una sola persona puede ejercer una labor de control y vigilancia sobre los más de medio millar de yacimientos catalogados con los que cuenta nuestra isla».

Desde «El Efequén», declaran haber comunicado a la Inspección Patrimonial del Cabildo y a la la Alta Inspección de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, no solo el expolio observado el día 13, sino algunas de las medidas que, con carácter urgente, deben tomarse y que resumen de la siguiente manera:

– Aumento significativo de los/as inspectores/as de patrimonio insulares y demás personal técnico.
– Creación de un cuerpo de agentes patrimoniales.
– Planificación educativa e informativa para la toma de consciencia ciudadana sobre este grave asunto.
– Medidas de protección de algunos yacimientos con vallados integrados y con paneles
informativos.
– Medidas sancionadoras que sean ejemplares y disuasorias.

«El Efequén» considera que el patrimonio arqueológico insular se encuentra en un momento crítico en donde las medidas de vigilancia y control deben ser tomadas con urgencia y eficacia si queremos conocer, aprender y disfrutar de un legado único que está siendo irremediablemente transformado.

Deja un comentario