Aunque los invitados de este programa de La Rosa de Fuerteventura se encuentren en zonas completamente diferentes de la isla, hay algo que les une: la agricultura. José Carlos Cabrera, agricultor de piña tropical en Pájara, y Víctor González, profesor de Aikido que se inició en el sector con la pandemia del Covid-19, han comentado en Radio Sintonía, cómo está el mercado y todos los puntos a favor que tiene Fuerteventura para la agricultura.

Cabrera ha contado que riega sus hectáreas mediante un programa que se activa y desactiva a unas horas determinadas. Cabrera dijo que usaba este tipo de métodos más modernos porque se dio cuenta de que cuidando las plantas se echaba muchas horas. Respecto a su plantación de piñas, el agricultor desmintió que este alimento necesitara mucha agua, sino que depende más de las condiciones ambientales, como las horas de luz o la humedad. De hecho, Cabrera dijo que la piña es casi un cactus.

Por su parte, González, desde el valle de Fimapaire, en la zona de La Caldereta, nos cuenta que su método para producir es más tradicional. Sobre el mercado, defendió el precio de los alimentos, dado que cuestan mucho de producir y no ostentan las grandes maquinarias que tienen otras fincas más grandes. Para Víctor González, hace falta más concienciación para que los habitantes compren los productos de la isla y no externos a Fuerteventura.

Deja un comentario