En comunicado remitido este sábado a Radio Sintonía , Juventudes Socialistas muestra su posición en la Comisión Ejecutiva Insular, tras lo ocurrido en la última semana con el proyecto Dreamland, «explicamos la repercusión social, ecológica, económica y política que se ha generado por la falta de información, tanto a la sociedad como a los propios militantes del partido».

 

De esta forma, afirman, «tasladamos el sentir mayoritario de la sociedad que refleja el descontento y la incertidumbre que representa una de las ubicaciones del proyecto, situada y vendida a 400 metros del corazón de las dunas. Sin embargo, es cierto que no es la única ubicación anexada al proyecto, pero no es coherente transmitir ese tipo de opciones, ya que pueden dañar nuestro patrimonio natural y ofender al sentido común de los majoreros que amamos nuestra tierra».

Por otro lado, desde Juventudes, «antes de tomar una decisión que pueda suponer una repercusión social, es necesario una comunicación con todos los agentes implicados en la sociedad y con los militantes del propio partido, que somos el eje vertebrador entre las ideas del partido y la población».

Asimismo, desde Juventudes Socialistas, «apoyamos el proyecto por las consecuencias positivas que supondría para la isla, siempre y cuando se tenga en valor las oportunidades reales para el desarrollo sostenible y perfectamente integrado en el entorno social y natural de Fuerteventura».

Además, «siendo un proyecto enfocado para mejorar las oportunidades de la isla, se debe garantizar que uno de los beneficios sea mejorar el empleo para los jóvenes formados. Y que la riqueza que atraiga el proyecto a la isla contribuya al desarrollo y crecimiento de las empresas locales».

En conclusión, «solicitamos al Partido Socialista más información y pedagogía, y en consecuencia autocrítica ante lo ocurrido, para que no se repita y que nadie pueda dudar de los grandes avances que hemos conseguido con nuestros ideales. Y, por último, solicitamos la vigilancia y el seguimiento para que el proyecto se lleve a cabo en suelo urbano o industrial y no a 400 metros de las dunas».

Deja un comentario