Julio Pérez: «en todas las islas hay médicos forenses a disposición de los órganos judiciales»

Julio Pérez, consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad

Los dos institutos de medicina legal y ciencias forenses (IMLCF) canarios, situados uno en Tenerife y otro en Gran Canaria, realizaron el año pasado 1.715 autopsias, la mayoría de ellas en las 24 horas siguientes al fallecimiento, según los datos aportados por sus correspondientes direcciones y que el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, como máximo responsable de ambos, ha hecho públicos recientemente.

 

En el caso concreto de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, se llevaron a cabo 766 autopsias, de las cuales, 694 se efectuaron en Tenerife; 57, en La Palma; 12, en La Gomera; y 3, en El Hierro. Además, en 2022, hasta el 11 de julio, se habían realizado 409 autopsias: 377, en Tenerife; 23, en La Palma; 6, en La Gomera; y 3, en El Hierro.

Mientras, en la provincia de Las Palmas, el año pasado se efectuaron 949 necropsias, correspondiendo 761 a Gran Canaria; 95, a Lanzarote; y 93, a Fuerteventura. En el tiempo transcurrido hasta el 11 de julio de 2022, se habían practicado 502 en total: 387, en Gran Canaria; 62, en Lanzarote; y 53, en Fuerteventura.

Julio Pérez ha explicado que en todas las islas hay médicos forenses a disposición de los órganos judiciales, por lo que el servicio está cubierto en todo momento. Igualmente, ha indicado que el examen al fallecido exige la participación de un auxiliar de autopsias, que se traslada, a la mayor brevedad posible –habitualmente al día siguiente de demandarse su presencia–, desde la sede central del IMLCF en Tenerife o desde la del IMLCF en Gran Canaria, dependiendo de la isla.

El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad ha recordado que, tanto en 2021 como en 2022, en la provincia de Las Palmas se han contratado dos auxiliares de autopsias de refuerzo, con el objetivo de que todas las contingencias estén cubiertas.

En este sentido, ha resaltado que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife no constan demoras en el examen a fallecidos y que en la de Las Palmas pueden haberse originado circunstancialmente problemas puntuales en alguna ocasión, retrasándose uno o dos días más, bien por el número de autopsias en la sede de Gran Canaria o bien por problemas de traslado, especialmente durante los periodos vacacionales.

Por último, ha comentado que la entrega del cadáver a la familia no se produce hasta que lo autoriza el juez instructor del procedimiento en cuestión y que, por distintas razones –falta de identificación, dudas sobre las causas o circunstancias de la muerte, práctica de diligencias policiales o judiciales…– puede retrasarse.

Deja un comentario