Jacob Morales Mateos, arqueobotánico: «la semilla de cebada de los aborígenes de Fuerteventura ha perdurado en el tiempo»

Gavia cultivada en Fuerteventura

Las semillas de cebada y también del trigo, esta última a espera de estudios definitivas, de los aborígenes de Fuerteventura han perdurado en el tiempo, según manifestó Jacob Morales Mateos  arqueobotánico, especialista en el uso de las plantas durante el pasado y profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, quien nos acompañó este viernes en La Rosa de Fuerteventura, programa dedicado al sector primario que presenta Marusa Hernández.

Durante las investigaciones arqueológicas en la cueva de Villaverde, en Fuerteventura, uno de los hallazgos más importantes fue la identificación de semillas pertenecientes a tres especies cultivadas: la cebada, el trigo y la lenteja. Junto a las semillas se documentaron molinos de piedra que probablemente se usaron en el cocinado de los granos y la elaboración de gofio. Estos hallazgos de la cueva de Villaverde son los primeros restos arqueológicos directos de la actividad agrícola de Fuerteventura y que desmienten aquello de que nuestros aborígenes no cultivaban y no conocían la agricultura.

Según sostiene Jacob Morales Mateos los aborígenes introdujeron la cebada y esta misma semilla se ha seguido cultivando de forma ininterrumpida hasta la actualidad. Sin embargo, el trigo no se mantiene, a excepción de la isla de Fuerteventura, y la lenteja actual puede ser una heredera de la semilla aborigen.

El profesor asegura que la cueva de Villaverde es el único yacimiento de Fuerteventura que se ha estudiado de manera detallada y correcta aunque no cubre todo el período prehispánico. De esta forma, existe un blanco que no es un fenómeno único de la isla majorera y del que todavía no hay evidencias científicas.

En Fuerteventura quedan todavía «preguntas muy interesantes por responder» asegura el arqueobotánico, «tenemos un tesoro patrimonial por descubrir»

En la cueva de Villaverde, también se encontraron otro tipo de plantas silvestres como el acebuche, el espino o la retama blanca, especies de las que nos habla el investigador.

Finalmente, Jacob Morales Mateos asegura que en la actualidad no tiene ningún proyecto previsto en nuestra isla , pero «lo mas que me gustaría es seguir con las investigaciones en Fuerteventura», confiesa.

Deja un comentario