«Intentamos que la aceituna llegue lo más sana posible a la almazara»

El aceite de oliva de Teguerey ha sido premiado en el Concurso de Aceite de Oliva Virgen Extra de Canarias con la Oliva de Oro. El máximo galardón en esta quinta edición ha recaído en el aceite de oliva de la Gayria, ambas marcas procedentes de Tuineje

La quinta edición del Concurso de Aceite de Oliva Virgen Extra de Canarias ha dejado los dos reconocimientos más importantes en Fuerteventura, concretamente la Gran Oliva de Oro para la Gayria y el Premio Oliva de Oro para Teguerey, ambas de Tuineje.

Desde Teguerey hablamos con Luis Hernández Santana, quien ha explicado que la marca de aceite de olive Teguerey cuenta con cerca de quince reconocimientos a nivel regional, nacional e internacional.

El pasado mes de julio recibió dos reconocimientos internacionales de manos del embajador de Japón, que se debatieron entre 380 muestras de diferentes países.

No obstante, Hernández reconoce que el sector atraviesa por dificultades que provocan que «cada vez se presenta menos gente porque están desmoralizadas con el sector», por la falta de ayuda o los problemas con el agua y la escasez de las lluvias.

Ha explicado que «el olivo es una planta fuerte que no se seca» pero «si no la riegas no da aceituna».

Por su parte, el responsable de la almazara, Mohamed, ha explicado que el aceite reconocido en esta quinta edición del concurso regional fue elaborado entre el 15 de agosto y el 1 de septiembre, apuntando que «en Fuerteventura se adelanta un poco la cosecha, cuando en la Península y en Gran Canaria está cogiendo aceitunas ahora», debido a la aridez de Fuerteventura, se adelanta la cosecha.

«Este año tuvimos casi un 60 % menos de la producción que el año pasado, es generalizado en toda Canarias y en la Península, por la sequía, el cambio climático que está afectando mucho al olivo», ha aclarado Mohamed, aunque se muestra optimista afirmando que «este año va a ser mejor».

Respecto al aceite premiado, Mohamed ha dicho que le dedican «un trato más personal, porque nosotros la aceite la hacemos durante el día y el aceite no tiene una hora de cogida hecha».

Además, cogen la aceituna a mano, con unos rastrillos especiales de plástico para no dañar la aceituna.

«Ya llevamos 4 o 5 años sin usar vareadores, porque facilitan la recolección pero dañan la aceituna. Intentamos que la aceituna llegue lo más sana posible al almazara y lo antes posible para hacer un mejor aceite».

Entrevista completa con Luis Hernández y Mohamed en el siguiente reproductor:

Deja un comentario