El Gobierno de Canarias actualiza los niveles de alerta sanitaria tras el informe epidemiológico que recoge los datos consolidados a 13 de octubre, en el que se constata la tendencia al descenso de los indicadores sanitarios por COVID-19 en la isla de Fuerteventura, que desciende a nivel de alerta 1 en la actualización del «semáforo» de esta semana.

El resto de Islas mantiene un riesgo bajo o muy bajo de transmisión del SARS-CoV-2 y desciende la utilización de los servicios sanitarios por coronavirus, por lo que todos los territorios de la Comunidad Autónoma se sitúan en el mismo nivel de alerta (nivel 1), identificado como «semáforo verde».

La actualización tendrá lugar a las 00.00 horas de este viernes 15 de octubre, tras su publicación en la web de la Consejería de Sanidad.

Durante la última semana, tanto la incidencia acumulada a 7 y a 14 días en la isla de Fuerteventura, como el porcentaje de prueba diagnósticas (PDIA) con resultado positivo, la trazabilidad y la ocupación de camas de hospitalización y de UCI han continuado en nivel de riesgo bajo, e incluso muy bajo, tendencia al descenso que ha justificado su pase a nivel 1.

Respecto al resto de islas se confirma la evolución favorable de los indicadores de transmisión y asistenciales, si bien se observó una tendencia ascendente en la IA7días en la isla de Lanzarote, con posterior estabilización y descenso a partir del 2 de octubre, que la Dirección General de Salud Pública vigila estrechamente por si se produjera algún cambio significativo.

El informe semanal de la Dirección General de Salud Pública refleja que entre el 6 y el 12 de octubre se notificaron en Canarias 368 casos nuevos de COVID-19, lo que supone una disminución del 17,5 en el promedio diario respecto a la semana anterior. Este descenso se ha producido de forma similar en el conjunto de las Islas.

La IA7d en el conjunto de la Comunidad Autónoma ha disminuido un 21,1%, en concordancia con el descenso del número de casos. En general, la tendencia de los últimos quince días es decreciente y el promedio diario de la tasa de IA14d también ha disminuido en todas las Islas, con una caída general del 17,2%.

La trazabilidad de los casos se mantiene muy similar a la última evaluación y el porcentaje de PDIA positivas continúa descendiendo en el conjunto de Canarias, en línea con el descenso de casos notificados. Todas las islas están en riesgo muy bajo, excepto Fuerteventura que está en riesgo bajo.

La tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 en la última semana es 3,1 veces superior en la población que no ha recibido ninguna dosis de vacuna, respecto a la tasa en la población que ha recibido la pauta completa.

Descenso de la presión asistencial por COVID-19

Con respecto a los indicadores de presión asistencial hay que remarcar que el número de camas hospitalarias convencionales ocupadas por pacientes COVID-19 ha disminuido un 19,8% respecto a la semana anterior, con un promedio de 73 camas diarias ocupadas cada día.

En todas las islas el porcentaje de ocupación se encuentra en nivel de riesgo muy bajo, mientras que descenso del número de camas UCI prosigue desde que se iniciara hace siete semanas, con diez camas ocupadas menos de promedio, al pasar de 36 a 26 en los últimos quince días.

La mediana de edad del total de personas hospitalizadas por COVID-19 en los últimos 14 días es de 58 años, con una aumento en 5,5 años respecto a la evaluación anterior.

Deja un comentario