Fuerteventura, la isla de los faros

Faro de Lobos

El profesor de historia Carmelo Torres nos guía hoy en el recorrido por  nuestro patrimonio insular, por los faros de Fuerteventura y de Lobos.

En esta nueva edición de Los Tesoros de Fuerteventura el particular itinerario lo inicia el profesor en 1865, año en el se construye  el Faro de Martiño uno de los más antiguos de Canarias, situado en Lobos. Es conocido popularmente como el Faro de Antoñito, nombre del último farero que habitó el islote.

Este faro cuenta con la singularidad de ser lugar de juego en los primeros años de vida de la escritora Josefina Plá (1909) quien en los recuerdos guardaba  «imágenes de unas plantitas con flores como deditos de diversos colores ,como deditos de ángeles, dice en alguna ocasión, que crecían cerca del mar. Ella los iba colocando sobre el alfeizar de la ventana del faro mientras su madre, atenta,la contemplaba».Así lo recoge el libro «Oficio de mujer» editado en el año del centenario del nacimiento de la citada escritora.

Torres también destaca del municipio de La Oliva, el  Faro del Tostón.Su construccion data de  finales del siglo XIX y tiene una altura de soporte de 30 metros.Está situado a unos kilómetros de la conocida localidad costera del Cotillo.

Al sur  de la isla se encuentra en el municipio de Pájara , el Faro de Punta de Jandía.También uno de los más antiguos de Canarias, fue puesto en funcionamiento en 1864 y mide 19 metros.Como recordó el profesor «esta estructura desempeñó un papel fundamental en la navegación de la época»

En este particular paseo por nuestro patrimonio  Carmelo Torres destaca especialmente el Faro de La Entallada el último faro que se habitó en las islas.” Es uno de los más característicos y destaca por la piedra roja del edificio . Además cuenta con una  ubicación privilegiada que permite unas vistas maravillosas.

 

Deja un comentario