Excursión por fincas de La Mancha con custodia del territorio

Del Jable al Malpey
Del Jable al Malpey
Excursión por fincas de La Mancha con custodia del territorio
/

 Entrevista a José Guzmán Piña, ornitólogo y abogado ambientalista, técnico de la Fundación Internacional para Recuperación de los Ecosistemas, FIRE, vamos de excursión a una nueva finca de 10 hectáreas que van a custodiar ubicada en Torrenueva(Ciudad Real).

Podcast Del Jable al Malpey.- (2022.09.27).- II parte.-

 

Presentan Marusa Hernández y Sofía Menéndez.

Después de la I parte del programa, donde terminamos entrevistando a Aceysele Chacón que cuenta la agenda de la I Jornadas de patrimonio de Efequen que se celebran en Antigua el fin de semana, terminamos con la canción de Fran Barajas “Ese Hotel”.

Iniciamos la segunda parte Del Jable al Malpey con una excursión por La Mancha, cerca de Valdepeñas y el Campo de Montiel, en Torrenueva (Ciudad Real) para ver águila imperial y el lince, con el mejor guía de la zona, el ornitólogo y jurista, José Guzmán Piña, técnico de la Fundación Internacional para Recuperación de los Ecosistemas, FIRE.

Acabamos de visitar una finca situada entre zona Red Natura 2000, Zona Especial Protección para las Aves, concretamente Aves esteparias del Campo de Montiel y el nexo de unión con el monte Mediterráneo de la cercana Sierra Morena, un área de transición que potencia la biodiversidad, y servirá de contraste con las zonas cultivadas y bien conservadas, refugio de las especies esteparias, y lugares donde se inicia el monte, -espacios donde se conserva el águila imperial y donde ha vuelto el lince- con los programas de reintroducción, según explica Guzmán.

“En estos territorios hay dos hembras reproductoras de lince que han criado este año. «La Mancha como has visto es llana pero acabas de visitar unos cerros, estribaciones de Sierra Morena, donde se puede también contemplar en días claros la Sierra de Cazorla, e incluso más lejos las cimas de Sierra Nevada”, comenta.

Se escucha el traqueteo del coche en la entrevista, después de visitar la finca, en el trayecto aparecen zonas de olivar y más abajo cereales, al atardecer, nos sorprenden dos Gangas Ortega que salen volando al pasar por el camino.

José Guzmán señala que cuentan con varias fincas que hacen custodia del territorio integral, es decir llevamos a cabo aprovechamientos de agricultura sostenible compatible con la conservación de las especies amenazadas y la biodiversidad; una de ellas es de la administración con 400 hectáreas, donde se mira por el cuidado de  las aves esteparias, concretamente el sisón y las gangas, cuyas poblaciones están en regresión en casi todos sus territorios tradicionales por culpa de la explotación agresiva e incompatible con estas aves.“Queremos demostrar implantando estas experiencias que es posible hacer aprovechamientos sostenibles de las fincas y conservar la naturaleza más cercana y más ligada a los medios agrícolas”.

“La gestión de FIRE tiene como objetivo la mejora del hábitat, la conservación de la biodiversidad y monitoreo científico (avifauna, carnívoros, murciélagos y mariposas, principalmente, así como la vegetación). Se completa con una faceta de educación ambiental (visitas guiadas con escolares y actividades de voluntariado), capacitación (con visitas de estudiantes, impartición de prácticas, realización de TFG y TFM) y ecoturismo, basado en la observación de la avifauna y las águilas imperiales, en particular. El terreno, de monte mediterráneo, es valioso especialmente por su ubicación: en lo alto de un cerro con excelentes vistas, en un paisaje de mosaico agrícola y forestal que es área de colonización del lince y tiene próximos dos nidos de águilas imperiales», comenta.

La Fundación FIRE tiene proyectos en casi todas las comunidades autónomas y busca recuperar los ecosistemas más degradados de las tierras de cultivo donde ha desaparecido parte de su biodiversidad. En este caso, se trata de una finca recién adquirida por la Fundación Enrique Montoliu- FUNDEM.

Guzmán expone el por qué su vocación de ornitólogo, aunque estudió derecho, observar aves es una pasión que ha encauzado como profesión, pero lo segundo es una herramienta que me ha servido como militante de la defensa de la naturaleza, en muchas ocasiones, concretamente sobre todo con el proyecto de minería de tierras raras que querían hacer en el Campo de Montiel.  Hoy en día es fundamental contar con los conocimientos jurídicos para salvar y defender los ecosistemas, así que ejerzo de abogado, desde diversas vertientes.  

Sobre la situación actual de cambios globales, José Guzmán señala que estamos asistiendo a un tiempo de caos sistémico y las consecuencias son dramáticas pero llevamos muchos años batallando en lucha por la conservación de nuestra casa común y no es momento de tirar la toalla. Estamos en la raya roja, en un punto de no retorno, no obstante hay que seguir adelante. Yo prometo seguir intentándolo, apostilla.

Despedimos con una canción dedicada a José Guzmán sobre la “Avutarda” en zonas esteparias de la mancha, de Manuel Luna y la cuadrilla Maquilera.

Deja un comentario