El pianista y compositor tinerfeño Gustavo Díaz Jeréz pone de relieve el mundo aborigen de Canarias en su último trabajo orquestal ‘Maghek’, en el que dedica una de sus piezas a Fuerteventura, titulada ‘Erbane’.

Díaz Jeréz ha elevado el ciclo de siete obras orquestales inspiradas en las Islas Canarias contando a la dirección con Eduardo Portal, al clarinete con Cristo Barrios, al piano con el profesor del Centro Superior de Música del País Vasco, Ricardo Descalzo, y con la amplia interpretación de la Royal Scottish National Orchestra en Glasgow, considerada una de las orquestas sinfónicas más prestigiosas a escala internacional.

El pianista Ricardo Descalzo ha explicado en los micrófonos de Radio Sintonía que «es una obra de grandes dimensiones, es una obra tremenda, difícil para todos, pero a la vez muy gratificante de interpretar».

Apunta a que se trata de un trabajo que «sin duda que puede llegar a todos» y que solo tenemos que «abrirnos a otras posibilidades de audiciones».

«Lo podemos equiparar a cuando vemos arte moderno de cualquier disciplina, o literatura actual. Lo único que hay que hacer es abrirse a posibilidades diferentes y no encasillar la música o cualquier otro arte en lo que nosotros consideramos desde nuestra visión que es la manera en que las cosas deben ser. Cuando te abres un poco a otras posibilidades empiezas a poder disfrutar de nuevos elementos sonoros, nuevos eventos sonoros, y disfrutas más» ha explicado el profesor de Musikene- Centro Superior de Músicca del País Vasco.

El compositor  Gustavo Díaz Jerez se ha inspirado en su tierra de origen y en las historias aborígenes que la rodean, algo que para el pianista Ricardo Descalzo no ha supuesto un handicap a la hora de interpretar.

«En el fondo cuando un creador decide escribir en base a una idea preconcebida que no es musical, simplemente lo tomas como fuente de inspiración para crear tu mundo sonoro. A ciencia cierta la música no significa nada, no tiene un significado concreto, nunca lo ha tenido y nunca lo tendrá. No significa nada en sí misma, puede significar tantas cosas como nosotros queremos que signifiquen» ha explicado Descalzo.

En tal sentido, el pianista ha apuntado que «el hecho de que nosotros, a través de la asociación previa que Gustavo ha hecho entre el mundo aborigen y las Islas Canarias con su propia música, nos puede hacer a nosotros, a nuestra propia imaginación, recrear o imaginar esos mundos sonoros que tienen que ver con esa idea preconcebida».

«No es más que una ficción que nosotros creamos dentro de nosotros mismos para relacionar una idea abstracta como es la música con una idea que nos interesa y nos gusta como es nuestra propia tierra» ha concluido.

Vuelva a escuchar la entrevista completa al profesor y pianista Ricardo Descalzo en el siguiente reproductor:

Deja un comentario