Este miércoles 9 de octubre ha tenido lugar una jornada de trabajo en Bruselas por parte del presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, con motivo de ‘La Semana Europea de las Regiones y Ciudades 2019’.

El Presidente del Cabildo Insular participó en diversas mesas de trabajo integradas por Eurodiputados, en las cuales Acosta confirmó la necesidad de apostar por el movimiento smart y la inteligencia tecnológica sostenible en la isla de Fuerteventura.

En dichas mesas estuvieron presentes, entre otros, Nicolás González, miembro de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, así como la jefa de la Unidad de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, María Gafo. Ta

También el director general de Medio Ambiente y Agua de la Comisión Europea, Daniel Calleja, el director de la Asociación Europea de Agencias de Desarrollo, Esteban Pelayo Villarejo, el secretario general del Foro ADR (Asociación Española de Agencias de Desarrollo Regional), Rafael Escamilla Domínguez, y la secretaria genera de Municipal Waste Europe (MWE), Vanya Veras.

También estuvo presente en algunos de los encuentros el vicepresidente de la Confederación Canaria de Empresarios por Fuerteventura, José Antonio Newport Machín.

Acosta cerró la jornada asistiendo a la Recepción Oficial que ofreció la Embajada de España ante Bélgica y ante la OTAN, con motivo del Día de la Hispanidad, en la que se dieron cita personalidades de la diplomacia belga y española acreditada en Bruselas, a los que el Presidente del Cabildo ofreció una muestra de queso majorero del Grupo Ganaderos de Fuerteventura – Maxorata.

Concepto smart en Fuerteventura

El Presidente del Cabildo aseguró que la jornada en Bruselas ha sido «muy fructífera» y confirma su idea de acercar Fuerteventura a Europa «creando proyectos factibles de mejora en nuestra isla relacionados tanto con la sostenibilidad energética, los recursos hídricos, el reciclaje, la agricultura, ganadería y pesca, y también la necesidad de apostar sin fisuras por el movimiento smart y la inteligencia tecnológica sostenible».

Según explica la Corporación insular, el modelo smart integra el diseño de una ciudad con respeto al medio ambiente, la viabilidad socio-económica y la calidad de vida, en un sistema de estructuras urbanas, sociales, técnicas y financieras capaces de generar un modelo de ciudad que cumpla con los objetivos necesarios para el desarrollo y crecimiento equilibrado de sus habitantes.

Dicho sistema tiene en cuenta en su formulación y planteamiento, el desarrollo de servicios de calidad para los habitantes, eficaces y mantenidos en el tiempo.

Acosta se ha mostrado convencido de que «hay que crear grupos de trabajo efectivos para sacar mayor provecho a las oportunidades que la Comisión y la Unión Europea nos brinda».

Deja un comentario