El consejero Blas Acosta supervisa las obras del Hotel Casa Rugama antes de su inauguración

735

El “agro hotel”, ubicado en una finca de 60.000 metros cuadrados,  abrirá sus puertas la tercera semana de octubre

El restaurante lo hará este viernes con un equipo dirigido por el chef Pietro Epifani    

El vicepresidente y consejero de Turismo del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, visitó ayer las obras que se están realizando en la Casa de los Rugama, en Casillas del Ángel, después de que estas hayan sido adjudicadas a la empresa Maninubre S.L para su explotación como hotel rural. Sus propietarios abrirán este “agro hotel” a mediados de octubre. El restaurante lo hará este viernes con una variada oferta gastronómica con sello tradicional.

Blas Acosta, junto al gerente del Patronato de Turismo, Moisés Jorge, conocieron de la mano del adjudicatario Juan Manuel Brito los trabajos que se están realizando para su apertura y la nueva imagen de esta finca de 60.000 metros cuadrados donde sobresale una antigua casona, propiedad de la familia Rugama.

Acosta felicitó a estos emprendedores por el aspecto que ha ido tomando la Casa Rugama, un espacio que “se sumará desde que se inaugure a nuestra oferta gastronómica y de turismo rural”. Además, el vicepresidente del Cabildo señaló que con su apertura “se espera que esta concesión se convierta en un referente dentro de la  red de centros de ocio del Cabildo”.

El “agro hotel” abrirá sus puertas la tercera semana de octubre. Los huéspedes se encontrarán con 13 habitaciones, cinco de ellas suites, bautizadas con el nombre de topónimos de la isla, y decoradas con la intención de recrear el pasado señorial de esta vivienda.

Casa Rugama abrirá sus puertas con una clara filosofía: el compromiso ecológico y el ofrecer a sus clientes productos ecológicos cultivados en la propia finca. Se podrán degustar en el restaurante, que abrirá sus puertas este viernes  y también adquirir en el propio lugar.

Al frente del restaurante se encuentra el chef italiano Pietro Epifani, con años de experiencia entre fogones, los últimos diez en Fuerteventura. El restaurante ofrecerá una cocina tradicional adaptada a 2017 donde no faltará el puchero, el queso, el cochino negro o el pescado con toques de fusión.

Tampoco faltará el vino y el aceite con sello majorero acompañados de pan elaborado en el horno artesanal de la finca. La pasta será el complemento que marcará el maridaje entre la cocina canaria y la llegada de otras latitudes.

El restaurante cuenta con terraza y abrirá todos los días de la semana de doce del mediodía a doce de la noche, todos los días de la semana. Además, habrá un espacio donde se podrán celebrar eventos.

Deja un comentario