Cerca de trescientos “milleros” contribuyen al éxito de la prueba

Aunque el viento y la lluvia hacían presagiar lo peor ayer tarde en Antigua, después de la tempestad viene la calma, y la milla Noche en Blanco constituyó un éxito, cerca de trescientos «milleros» se citaron en los alrededores de la plaza de Antigua para brindarnos la que sin duda fue la mejor edición de esta popular milla majorera.

En femenino dominio de la atleta local Ainhoa Barbuzano en dura pugna con su amiga de Morro Jable Yanira Deana, mientras Sonya Trevisan fue tercera.

Mientras David Camejo y Pablo Rodríguez decidieron, después de un largo esprín, sobre la línea de meta quién se hacía con la victoria, que se decantó del lado de Camejo, mientras que Pablo fue segundo y Sergio Gutiérrez fue tercero. El ambiente vivido anoche en Antigua entre atletas y público fue indescriptible con gente volcada con todos y cada uno de los participantes.
Felicidades al ayuntamiento de Antigua por su iniciativa.

Deja un comentario