Un centenar de personas, citadas ante el juez por los amaños de las hamacas

Las declaraciones se extenderán hasta finales de enero de 2018

Un centenar de personas comenzaran a desfilar el próximo dia 18 ante el juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Puerto del Rosario, José Luís Ruiperez Marín, para declarar, por el llamado caso hamacas donde se investiga una trama urdida para amañar los concursos y pujas de los sectores de explotación de los servicios de hamacas y kioskos en el litoral de Corralejo y El Cotillo, en el municipio de La Oliva. Dado el alto volumen de investigados y testigos del caso, las declaraciones se extenderán hasta finales de enero de 2018. La Fiscalía ha detectado varios delitos delitos: tráfico de influencias, alteración de precios en concursos públicos, cohecho y estafa. Entre las personas citadas, al margen de empresarios, figuran dos exalcaldes, varios exconcejales, familiares de éstos e incluso funcionarios públicos. También el juez cita a los miembros de la Mesa de Contratación del Consistorio norteño durante la etapa 2009 a 2015.

El origen de este caso judicial se remonta a abril de 2016 cuando el portavoz de Votemos en el Ayuntamiento de La Oliva, Álvaro de Astica, denunció un intento de soborno por parte de empresarios vinculados a los servicios playeros. Tras poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía, la Brigada Local de la Policía Judicial del Cuerpo nacional de Policía (CNP) llevó a cabo la investigación.

El litoral de La Oliva se encuentran repartidos en doce lotes destinados a la explotación de los servicios de kioskos y hamacas, que fueron adjudicados en julio de 2015 por un periodo de cuatro años. Las ubicaciones de los citados sectores se encuentran repartidos entre las Grandes Playas, que cuenta con diez, así como en Corralejo casco y El Cotillo. Cada lote dispone de dos sectores de unas cien hamacas instaladas en las playas del municipio norteño. Sin embargo, se especula que estas cifras son superiores ante la falta de control de las autoridades municipales.

El modus operandi se localiza, segun la investigación policial, en que varios clanes familiares controlaban los concursos de la explotación de hamacas. Se presentaban a la puja y apostaban por varias cantidades los mismos miembros d e una misma familia. Posteriormente, se retiraban las ofertas de mayor cuantía para que fueran adjudicadas a las de menor cantidad, que siempre quedaban dentro del entorno familiar o empresarial.

El denunciante y portavoz de Votemos, Álvaro Astica, señala que «por fín empiezan a declarar los investigados. Ha llegado el momento de que rindan cuentas por haber tratado en muchos casos las playas del municipio como si fueran su propio cortijo, con el enorme daño económico que esto ha causado al Ayuntamiento, es decir, a los vecinos y vecinas de La Oliva». Además, añade, que «sólo el número de investigados, alrededor de un centenar, ya habla por sí sólo del alcance de estos presuntos actos criminales».

Información de Antonio Cabrera para La Provincia.

Deja un comentario