Cambio climático y turismo en Canarias, “cinismo” y “ecoansiedad”

Del Jable al Malpey
Del Jable al Malpey
Cambio climático y turismo en Canarias, “cinismo” y “ecoansiedad”
/

 En la segunda parte del programa entrevistamos a Dulce María Morales –psiquiatra- para hablar de “esquizofrenia –mente dividida- que nada tiene que ver con el discurso político de decir una cosa y hacer otra, eso simplemente es hipocresía”, afirma. Explica también los trastornos de ansiedad por la situación de inseguridad causada por el cambio climático. El tercer invitado del programa es el profesor de Turismo de la Escuela Universitaria de Lanzarote, Pedro Hernández, denuncia las mentiras de los convenios de turismo y el cambio climático, para frenar las emisiones de CO2 en 2050. “Creen que van a seguir otros 30 años engañándonos, -apunta-  como en la soteniblabla, pero no hay tiempo y la situación no aguanta ni cinco años”.

 

Podcast Del Jable al Malpey.- (2022.10.25).- II Parte.- 

.- Presentación Marusa Hernández y Sofía Menéndez.-

Después de escuchar a Rico Horn, experto en agroecología y la canción El agricultor del El canto del Loco, en la primera parte del programa; hablamos de la música y la poesía que han estado muy presentes en la agricultura majorera. Las décimas populares servían sin duda para escapar mentalmente de la dureza de las jornadas en el campo.

Entrevistamos a Dulce María Morales, psiquiatra jubilada del Hospital de Fuerteventura, una amante de la naturaleza y amiga del respeto al medio ambiente que nos habla de la eco ansiedad y nos dice «necesitamos sosiego y tranquilidad» para desarrollarse en armonía sobre todo la infancia.

Preguntamos a esta profesional de la mente, por la esquizofrenia, ante la situación de la política donde se dice una cosa y se hace otra. Se presume de firmar convenios de cambio climático y turismo para conseguir anular las emisiones de CO2 a la atmósfera en el 2050, y en el mismo acto se presume de incrementar el número de viajeros casi un 26 por ciento más que antes de la pandemia.

“Esto no es esquizofrenia -enfermedad de la mente dividida-, esto simplemente es hipocresía”, afirma la doctora. “Los que toman decisiones saben lo que hacen y decir una cosa y actuar de otra forma no se puede diagnosticar con este trastorno mental grave, pero si lo puedes tildar de cinismo y estupor”, subraya.

La situación que vive Fuerteventura de desarrollo tan brutal con la ruptura del paisaje interior con la invasión de contenedores, la autovía y las torretas de alta tensión está generando mucha angustia a las personas que quieren esta isla. No obstante, Morales afirma que este deterioro de la naturaleza, sumado a la incertidumbre que vivimos del cambio climático, provoca lo que han dado en llamar ECOASIEDAD. El horizonte incierto en este primer mundo es cada vez más palpable, las olas de calor, los huracanes y diferentes desastres naturales están también presentes en los países ricos, hasta ahora creímos que nuestro estatus de europeos nos salvaba del caos climático. Esto provoca inseguridad, temeridad, no saber lo que nos va a pasar, causa inquietud y estrés, trastorno de ecoasiedad.

Hablamos de Greta Tunberg diagnosticada con asperger y trastorno obsesivo compulsivo cuando tenía 11 años, su preocupación por el cambio climático le llevó a una fuerte depresión que le provocó que casi dejará de comer y de hablar. Hasta empezar a salir a la calle a protestar y encauzar su enfado con el activismo ambiental. Hoy con 19 años es una líder de la lucha contra el cambio climático, completamente comprometida, hasta tal punto que no coge aviones, no come carne y viste con ropa de segunda mano.  La última entrevista que le hizo El País, por ejemplo, la periodista Elena Sevillano tuvo que ir de Berlín a Estocolmo en tren para aceptar la cita.

Entrevista a Pedro Hernández, profesor de la Escuela Universitaria de Turismo de Lanzarote, contesta a varias preguntas:  

1.-Acaban de suscribir el Gobierno de Canarias en Lanzarote la Declaración de Glasgow sobre la Acción por el Clima en el Turismo de Naciones Unidas de alcanzar la neutralidad climática lo antes posible y siempre antes del 2050, ¿cual es su opinión?

“En Canarias hablar de las bondades del turismo y el cambio climático es el colmo del cinismo. Nada más incompatible que este sector para luchar con frenar las emisiones de CO2. Es un drama la llegada de 16 millones de turistas a las Islas, presumir de ello es pura ironía. El modelo es un error garrafal; relacionado con el coche de alquiler y la movilidad individualizada; la arquitectura que se ha construido en los últimos cuarenta años, urbanizaciones nefastas en los bordes costeros,…; mientras no ataquemos eso y pensemos que el turismo debe seguir llegando en grandes cifras; mientras no compensen los viajeros su coste de efecto invernadero desde ya -todo son mentiras, afirma el profesor. “Hemos asistido a más de 30 años de embustes con el desarrollo sostenible, ahora cuantos años piensan estar falseando sus acciones con el tema del cambio climático, otros 30 años, pero no van a poder sostener la situación ni 5 años, con el ritmo de incremento de las temperaturas”. Aquí ya sobra el sosteniblabla…    

2.- Solicitamos una reflexiones sobre las marchas del sábado en Las Palmas y Tenerife.- como miembro de la Plataforma Salvar Chira Soria.-

Según Pedro las movilizaciones en las Islas han abierto un nuevo escenario y han sellado 30 años de ocupar los bordes costeros y de crecimiento poblacional y turístico, acelerón de puertos, aeropuertos y carreteras,  dependencia alimentaria y energética de recursos fósiles contaminantes. Todo ello destruyendo el sector primario de autoconsumo.  

“Ahora se abre un nuevo tiempo que está caracterizado por los ciudadanos y no estará protagonizado por los políticos, ni por el modelo empresarial, ni por los medios de comunicación que en su mayoría se han dedicado a cantar las buenas alabanzas. Un nuevo tiempo que estará caracterizado por la resistencia pacífica de la gente poniendo su propio cuerpo frente a las máquinas y las manifestaciones masivas de los ciudadanos. Se acabó el tiempo de la No democracia, se acabó el tiempo de tomar decisiones en los despachos oscuros con hombres cargados de maletines. Es el tiempo de la ciudadanía. Es tiempo de los alzados y alzadas -de los activistas de la acampada de Cuna del Alma- que luchan por el territorio y la calidad de vida de las islas, contra el dominio y la invasión de las multinacionales especulativas”, concluye el profesor.  

Nos despedimos con la canción “A la Calle” de Taburiente.

Deja un comentario